Economía | Empresas

Seat bate récords al vender más de 500.000 vehículos en 2018

El impulso de las ventas del Seat Arona permite a la compañía mejorar sus cifras en su sexto año consecutivo de crecimiento

logo
Seat bate récords al vender más de 500.000 vehículos en 2018
Seat Arona.

Seat Arona.

Resumen:

Seat sigue acumulando buenas cifras. El fabricante español, propiedad del grupo Volkswagen, ha cerrado 2018 con un nuevo récord histórico de ventas. La compañía ha logrado vender a nivel internacional un total de 517.600 vehículos, un 10,5% más que en el ejercicio anterior, cuando las ventas alcanzaron las 468.400 unidades.

Estos números suponen el sexto año consecutivo de crecimiento de las ventas de Seat, que desde 2012 ha logrado incrementar sus cifras un 60%, según ha explicado en un comunicado en el que destacada que, actualmente, “atraviesa una etapa positiva sin precedentes”, a pesar de la caída del 23,1% interanual que registraron las ventas en el mes de diciembre.

El nuevo récord de Seat ha estado liderado una vez más por su modelo León, del que se han entregado 158.300 unidades, un 6,8% menos que el año anterior. También se han reducido las ventas del Seat Ibiza, el segundo modelo más vendido, con 136.100 vehículos, un 10,7% por debajo del año anterior. El contrapunto lo ha puesto el Seat Arona, del que se han disparado las ventas en su primer año completo de comercialización, hasta alcanzar los 98.900 vehículos, lo que le convierte en el tercer modelo más vendido de la marca.

También ha ofrecido buenas cifras la nueva marca Cupra, que ha cerrado 2018, año de su debut oficial, con un crecimiento del 40% y unas ventas que ascienden a las 14.300 unidades, 4.100 más que el año pasado.

El Seat León ha vuelto a ser el modelo más vendido, seguido del Ibiza, pese a reducirse las entregas a lo largo del año

“El récord de ventas certifica el éxito de nuestra estrategia y de los modelos de la ofensiva de producto que arrancamos en 2016. Por segundo año consecutivo, hemos obtenido un crecimiento de dos dígitos, un logro poco frecuente en la industria del automóvil”, ha asegurado el presidente de Seat, Luca de Meo. “La confianza de los clientes y los resultados financieros positivos que estamos consiguiendo nos permiten ser optimistas para afrontar los retos que plantea el sector. Seat quiere ser un actor relevante en la nueva era del automóvil”, ha añadido el directivo.

Alemania ha sido el principal mercado para Seat, al concentrar las ventas de más de 114.200 vehículos, un 11,8% más que en 2017. España, por su parte, ha crecido “con solidez”, según explican desde la compañía, hasta alcanzar unas entregas de 107.800 unidades, un 13,2% más que en 2017, lideradas por las ventas de los modelos León e Ibiza.

La compañía automovilística también ha conseguido su mejor resultado histórico en el Reino Unido, el tercer mercado que aporta un mayor volumen a la marca, tras crecer un 12% (62.900 coches vendidos), y en Francia ha registrado un incremento de ventas del 31,3%, con 31.800 entregas. Asimismo, Seat ha vendido este año en Italia 20.000 vehículos, un 10,9% más; 18.400 en Austria, un incremento del 5,3%; 10.700 en Suiza, un 3,3% de crecimiento; 9.000 en Israel, un 2,2% de incremento; y 2.100 en Marruecos, un 5,2 % de crecimiento.

España se mantiene como el segundo mayor mercado para la compañía, tras crecer un 13,2% las ventas, hasta las 107.800 unidades

El crecimiento más destacado del año, no obstante, se ha registrado en Argelia, donde Seat ha triplicado sus ventas y ha comercializado 18.500 vehículos, frente a los 5.100 de 2017.

La compañía inició en 2018 el ensamblaje del León, el Arona y el Ateca en la planta argelina de Relizane, que se unieron al Ibiza, un modelo que se monta en este país del norte de África desde mediados de 2017.

Seat ha anunciado que en 2019 lanzará varias novedades, como la comercialización del Seat Tarraco y del nuevo Arona TGI de gas natural comprimido, y que será el primer año comercial completo del Cupra Ateca, a la venta desde el último trimestre de 2018.