Economía | Empresas

ACS comienza a rentabilizar su inversión en Abertis con un dividendo de 342 millones

La constructora, que cotiza cerca de máximos históricos, ingresará cerca del 40% de los 875 millones de euros que Abertis distribuirá entre sus accionistas

logo
ACS comienza a rentabilizar su inversión en Abertis con un dividendo de 342 millones
ACS empieza a rentabilizar la compra de Abertis con un dividendo millonario.

Florentino Pérez, presidente de ACS. EFE

Resumen:

La inversión millonaria realizada por ACS para adquirir, junto a Atlantia, al grupo Abertis comienza a dar frutos. El gestor español de autopistas ha comunicado ya su intención de proponer a su junta de accionistas, que se celebrará el próximo 17 de marzo un dividendo de 0,96 euros por acción.

Este pago, que representa un incremento de hasta el 20% respecto al abonado el año anterior, supondrá una salida de caja de 875 millones euros para Abertis.

De este modo, la constructora presidida por Florentino Pérez se prepara para embolsarse alrededor de 342 millones de euros a través de este pago, que está condicionado, no obstante, a que S&P ratifique la calificación de grado de inversión, BBB, que otorga actualmente a Abertis.

Abertis propondrá a la junta un incremento del dividendo del 20% respecto al año anterior

ACS y Atlantia sellaron el pasado año un pacto para hacerse con el control de Abertis, en una operación valorada en 18.200 millones de euros. Para ellos, ambas compañías han puesto en marcha una sociedad encargada de gestionar el negocio de Abertis -que se hizo finalmente con el control del 98,7% del capital de Abertis-, en la que el grupo italiano controla la mitad más una de las acciones y ACS posee el 30%, mientras que el 20% restante está en manos de su filial alemana Hochtief -en la que también Atlantia ha tomado una participación.

En virtud de este reparto, Atlantia recibirá algo más de 430 millones de euros en concepto de dividendos de Abertis, mientras que a ACS le corresponderían de forma directa unos 259 millones, a los que habría que sumar la parte que le correspondería por su posición mayoritaria en el capital de Hochtief, que recibiría cerca de 173 millones.

De este modo, Abertis se dispone a convertirse desde ya en una de las principales fuentes de ingresos para ACS. La compañía que preside Florentino Pérez, que hará públicas sus cuentas de 2018 el próximo miércoles al cierre del mercado, generó durante los nueve primeros meses del año pasado un beneficio neto atribuible de 691 millones de euros, de los que 366 millones correspondieron a la división de Construcción y 260 al área de Servicios Industriales.

Un beneficio en aumento

En el mercado se descuenta que la contribución de Abertis permitirá a ACS elevar los pagos a sus accionistas. Las acciones del grupo de construcción cerraron este miércoles con un retroceso del 0,69%. Sin embargo, la compañía, que sube más de un 11% en el año, se mantiene al filo de sus máximos históricos, con una capitalización de mercado de 11.718 millones de euros.

Abertis cerró 2018 con un beneficio neto de 1.681 millones de euros, lo que supuso un incremento del 87% respecto al ejercicio anterior. Estas cuentas estuvieron impulsadas por las plusvalías obtenidas con la venta de Celnex Telecom, que se cifran en unos 605 millones; sin este impacto extraordinario, la mejora de las cuentas del grupo se sitúa en el 15%.

Las cuentas de Abertis de 2018 no recogen aún impacto alguno por la venta de su participación del 89,6% de Hispasat a Red Eléctrica, toda vez que se acaba de acordar y aún no se ha cerrado. Además, el operador de satélites ya no consolida en el grupo desde el pasado año.

Abertis ha reducido en 2018 un 19,5% su deuda, hasta los 12.538 millones de euros

Abertis contabilizó ingresos de 5.255 millones de euros por los peajes que cobra en la red de autopistas que explota en España, Francia, Italia, Brasil, Chile, India y Puerto Rico, un 0,3% menos que el año anterior, perjudicado por la evolución de los tipos de cambio en los mercados en los que opera.

A pesar del descenso de los ingresos, Abertis logró elevar en un 3% su beneficio bruto de explotación (Ebitda), hasta situarlo en 3.549 millones de euros, gracias a las medidas de eficiencia y optimización de gastos implementadas desde hace unos años.

La compañía también ha logrado cerrar el ejercicio con un recorte de su deuda, que se situó al cierre de 2018 en unos 12.538 millones de euros. Esta cifra, que supone un recorte del 19,5% respecto al año anterior se explica por la “fuerte generación de caja” del negocio y de los fondos procedentes de la venta de Cellnex, y permite a la compañía rebajar su apalancamiento hasta situarlo en 3,5 veces su Ebitda, frente al ratio de 4,5 veces que presentaba un año antes.

No obstante, esta deuda corporativa no incluye el megapréstamo de 9.800 millones de euros que ACS y Atlantia firmaron para comprar la compañía.