Economía

Dia se desinfla en bolsa mientras crece la oposición a la OPA de Fridman

Aumenta la desconfianza en el mercado a que la oferta pueda frustrarse, lo que dejaría a Dia en una situación de emergencia extrema

logo
Dia se desinfla en bolsa mientras crece la oposición a la OPA de Fridman
Dia se desinfla en boolsa mientras crece la oposición a la oferta de Fridman.

Supermercado del Grupo Dia. Europa Press

Resumen:

El futuro del Grupo Dia entra en una semana clave y sobre la compañía siguen sobrevolando más incertidumbres que certeza. El próximo 30 de abril finaliza el plazo otorgado por LetterOne a los accionistas del valor para aceptar su oferta. Pero la confianza en que ésta salga adelante parece diluirse por momentos.

Este miércoles las acciones de Dia han cerrado con un recorte del 4% hasta situarse en los 0,6 euros por acción, su nivel más bajo en las últimas cinco semanas. Durante la jornada se intercambiaron más de 11 millones de acciones, superando la media diaria reciente, lo que ofrece una señal de que muchos inversores prefieren vender sus títulos a un precio hasta un 10,5% inferior al que ofrece el fondo del empresario ruso Mikhail Fridman que exponerse al riesgo que supondría que la OPA no llegara a buen término.

Y es que desde que LetterOne hizo pública el pasado 17 de abril la baja aceptación (un 4,6% del capital al que va dirigida la oferta) que hasta entonces había recibido su propuesta la oposición a la misma parece estar intensificándose. Este mismo miércoles ha sido Naturinvest, family office de la familia Bontoux-Halley, que posee un 3,261% del capital de Dia, el que se ha pronunciado en contra de la oferta del empresario ruso, señalando que los 0,67 euros por acción ofrecidos por Fridman no reflejan el valor real de Dia, por lo que rechazará la oferta.

Los inversores optan por vender sus títulos a precios hasta un 10,5% inferiores a la oferta de LetterOne ante las dudas sobre la misma

La firma de los exsocios de referencia de Carrefour ha señalado además que estudiará la posibilidad de “contribuir a la creación de un núcleo accionarial estable que contribuya a la recuperación de la situación financiera en Dia” y se manifiesta dispuesta “a estudiar y en su caso, participar, sujeto a las condiciones y términos legales aplicables en cada momento, en las opciones que puedan plantearse, tendentes a restablecer una situación financiera favorable en Dia”.

La negativa de Naturinvest se suma a las ya anunciadas por el empresario portugués Luis Amaral, que controla un 2% de Dia a través de Western Gate, o la de la Asociación de Accionistas Defensores de Dia, con algo más de un 3% del capital bajo su paraguas.

La oferta de LetterOne está condicionada a una aceptación por parte de, al menos, el 50% del capital al que va dirigida, un requisito que podría verse frustrado, dado el elevado número de accionistas que desde el planteamiento de su propuesta han mostrado su disconformidad con el precio ofrecido. Desde el fondo se muestran, no obstante, convencidos de que cuando se acerque el fin del plazo los accionistas acabarán por dar su aprobación a su propuesta dada la falta de alternativas viables.

Tanto el fondo de Fridman como el consejo de administración del Grupo Dia, dirigido por Borja de la Cierva, se han esforzado en los últimos días por recordar a los accionistas de la compañía de supermercados que, de frustrarse la OPA, Dia podría verse abocada a una reestructuración de deuda, un concurso de acreedores o su disolución.

Lo que descarta en todo caso LetterOne es elevar el precio planteado, lo que justifica, entre otras razones, en el débil comportamiento operativo que ha tenido el Grupo Dia durante el primer trimestre de 2019, que habría agudizado las necesidades de liquidez a corto plazo en que se encuentra el grupo.

Este jueves concluye el plazo para que LetterOne haga un cambio en su oferta o se presente una contraopa

Precisamente este jueves concluye el plazo para que LetterOne realice cualquier cambio en su oferta o se plantee una alternativa, algo que los expertos dan prácticamente por descartado.

En este contexto, la mayor parte de los analistas se muestra partidario de aceptar la oferta o incluso vender antes las acciones, dada la falta de visibilidad sobre el éxito de la misma. No puede olvidarse que Dia se encuentra actualmente en una situación patrimonial negativa, lo que se convertiría en causa de disolución si no se resuelve antes de finales de mayo. Asimismo, la compañía cuenta con liquidez para mantener en marcha su negocio.

Y ni siquiera parece alentador el panorama para los accionistas que opten por mantener sus títulos si la OPA de Fridman acaba saliendo adelante. “No hay que olvidar que el proyecto de L1 Retail pasa por conseguir sacar adelante la OPA (y conseguir el control del Consejo), cerrar la refinanciación con los bancos y realizar posteriormente la ampliación de capital. Además, aún en el caso de que todo esto salga adelante, no asegura el éxito de su plan de transformación a 5 años, periodo en el que inicialmente habrá destrucción de caja y no habrá dividendos”, advierten en Banco Sabadell.