Economía

Cabify busca 300 millones en el mercado para preparar su salida a bolsa

Un vehículo de Cabify deja a un pasajero en la estación de Atocha, en Madrid. EFE

Cabify sigue dando pasos para preparar su debut en el parqué. Maxi Mobility SL, la matriz bajo la que opera la plataforma de transporte, está tanteando entre los inversores para captar entre 100 y 300 millones de euros que servirían para perfilar ese desembarco bursátil.

Según fuentes citadas por Bloomberg, Cabify se prepara para hacer realidad ese objetivo de aparecer en la Bolsa de Madrid el próximo año, y está buscando capital entre sus inversores, liderados por la japonesa Rakuten, para llegar con las cuentas en orden.

La compañía fundada y dirigida por Juan de Antonio lleva tiempo formalizando todos los detalles para superar el escrutinio que los mercados van a hacer a sus cuentas. Una vez que está listada en bolsa, todas las empresas están obligadas a publicar sus cuentas trimestralmente y a someterse continuamente al examen de sus accionistas, algo que no le ocurre a Cabify a día de hoy.

Cabify sigue así la tendencia de las plataformas de transporte, que están llegando ya los listados bursátiles tradicionales. Hace apenas unas semanas Lyft desembarcó en Wall Street, con resultados desastrosos: en su primer mes de negociación ha perdido un 25% de su valor y ya cotiza por en el entorno de los 59 dólares.

Actualmente, la aplicación española está valorada en una cifra superior a los 1.000 millones de dólares -lo que se conoce como unicornio-  y tiene presencia en una docena de países entre los que están muchos de los grandes territorios de Latinoamérica, además de Portugal.

Uber como guía

Los responsables de Cabify tienen un ojo puesto en todo el proceso de salida a bolsa de Uber, su gran rival en España y el líder de las app de transporte a nivel mundial. La compañía californiana tiene todo listo para aparecer entre las firmas de Wall Street en la primera mitad del mes de mayo.

Los planes del grupo estadounidense pasan por empezar a cotizar el 10 de mayo, colocando un capital equivalente al 10% de su capital para alcanzar una valoración que se quedaría algo por debajo de los 100.000 millones de dólares, casi 90.000 millones de euros.

Su gran problema, ese que puede estar provocando que Cabify acuda a sus inversores, es la deuda y las pérdidas acumuladas. Desde el año 2014 Uber presenta unos números rojos acumulados de alrededor de 12.000 millones de dólares, 10.700 millones de euros, y en el 2018 las pérdidas operativas han superado por poco los 3.000 millones de euros.

Comentar ()