Economía | Empresas

ACS sigue creciendo en Estados Unidos, Europa y Australia

El Grupo celebra hoy su Junta apostando además por el negocio de las energías verdes con Zero-E

logo
ACS sigue creciendo en Estados Unidos, Europa y Australia
Proyecto de ACS del nuevo túnel de las Hampton Roads en Virginia (2018)

Proyecto de ACS del nuevo túnel de las Hampton Roads en Virginia (2018)

Resumen:

El Grupo ACS celebra hoy su Junta General de accionistas. La constructora española ha cumplido un año más los objetivos de crecimiento, rentabilidad y solidez financiera al tiempo que completó la OPA de Abertis. Concretamente, obtuvo un beneficio neto de 915 millones de euros, creciendo un 14,1% y generando 1.959 millones de euros de fondos brutos de las operaciones, lo que supone un aumento del 17,2% frente al año anterior.

En síntesis, ACS dispone de una gran capacidad de inversión gracias a la solidez financiera de su balance y al posicionamiento estratégico en las economías más desarrolladas y con alto potencial de crecimiento. Hoy presentará su estrategia de futuro a sus accionistas. El objetivo es cumplir con las expectativas de crecimiento y rentabilidad de los próximos años y que el crecimiento del beneficio neto del Grupo en 2019 sea mayor del 10% y que, por tanto, supere los 1.000 millones de euros. Grandes objetivos para un Grupo que redujo la deuda en más de 9.300 millones de euros hasta situarse en una posición neta de caja en 2018.

Las regiones donde ACS genera su actividad son: América del Norte cuyas ventas han supuesto un 46% del total con un crecimiento de 7,6%, un 11,5% ajustado por el tipo de cambio. Australia que supone un 20% donde las ventas se ven afectadas por el tipo de cambio, ajustadas el crecimiento en la región se sitúa en un 10,4% Y Europa un 21%, con un crecimiento del 9,8%.

Líder mundial

El Grupo ACS lleva liderando asimismo el ranking de mayor empresa internacional de ingeniería y construcción del mundo desde 2012, teniendo una posición destacada en los distintos segmentos de actividad por especialidad y mantiene un liderazgo en el sector de desarrollo infraestructuras, como publica la revista Public Works Financing desde hace 12 años. En concreto, el Grupo cuenta con una cartera de 91 activos concesionales de los cuales cerca del 75% se encuentran en explotación.

 

Interior de la futura estación de Euston en Londres, que será construida por ACS.

Interior de la futura estación de Euston en Londres, que será construida por ACS.

Estos activos representan una inversión total gestionada de 47.500 millones de euros, de los cuales 7.800 millones forman parte de la cartera tanto de construcción como operación y mantenimiento.

La inversión comprometida por el Grupo ACS en estos proyectos asciende a 1.291 millones de euros, de los cuales ya lleva desembolsados aproximadamente dos tercios lo que muestra su compromiso con el desarrollo de concesiones.

Fuerte apuesta por las energías renovables

La compañía también está apostando fuerte por el negocio de las energías verdes. Zero-E, la empresa con la que ACS busca sacar sus activos renovables a bolsa, tiene identificadas oportunidades de negocio equivalentes a 2.600 megavatios (MW). Al mismo tiempo, prevé multiplicar por más de 3,4 su cartera de negocio, desde los 1.341 MW de este año a los 4.500 MW en 2022.

Los objetivos de Zero-E fueron presentados en el Investor Day de la multinacional, celebrado el pasado 24 de abril. ACS prevé alcanzar los 5.200 MW a desarrollar a partir de 2023, de acuerdo con la presentación publicada por el grupo tras la reunión que mantuvo con inversores y analistas.

Zero-E pretende ser un referente global en el desarrollo de infraestructuras sostenibles, lograr activos en operación de primer nivel diversificados por tecnología y por geografía y una importante cartera de proyectos a desarrollar en mercados atractivos.

En este sentido, se beneficiará de las capacidades de ejecución de ACS y estará centrada en el desarrollo, la financiación y gestión de los proyectos con la vista puesta en ser el mayor desarrollador de energía solar fotovoltaica de España.

La compañía nace con 17 proyectos, 1.481 MW en operación y en construcción, así como 445 kilómetros y 286k m3/diarios de desalinización y presencia en nueve países. En concreto, suma 914 MW fotovoltaicos, 150 MW termosolares, 397 MW eólicos onshore y offshore y 20 MW hidroeléctricos.

En España, cuenta con 914 MW fotovoltaicos, 50 MW termosolares y 53 eólicos. También está presente en Reino Unido, Argelia, Brasil, Uruguay, Sudáfrica, Chile, Perú y México.

La compañía, cuyos activos se encuentran en un 80 % en Europa, prevé 1.341 MW de capacidad instalada para finales de 2019.

Infraestructuras energéticas

ACS cuenta con una posición muy competitiva en el sector de infraestructuras energéticas. Dispone de una cartera de proyectos de medio centenar de activos en energía renovable, líneas de transmisión, proyectos de desalación, irrigación y depuración de aguas, y otros activos energéticos. Los activos de energías renovables suman cerca de 2.000 MW en las que destacan las plantas fotovoltaicas que estamos desarrollando en España, que suman una potencia instalada de 1.235 MW.

La aportación de ACS comprometida en estos proyectos supera los 1.600 millones de euros, de los cuales ya se han invertido 800 millones de euros.

El Grupo ACS tiene identificada una cartera de más de 150 proyectos PPP por un valor total de 230.000 millones de euros a desarrollar en los próximos 4 años, localizadas en las regiones estratégicas del Grupo.

Por áreas geográficas, el 35% de esta cartera se sitúa en EE.UU, el 20% en Canadá, 25% se sitúa en Australia y el 20% en Europa. El 90% de la cartera son proyectos de infraestructura de transporte y el 10% de infraestructura social.

En cuanto a la cartera de potenciales proyectos de energía renovable, tiene más de 10.800 MW en promoción, de los cuales el 7.700 MW en plantas fotovoltaicas, 2.900 MW en parques eólicos y 200 MW en plantas termosolares.

Adjudicaciones en 2019

Por otro lado, las principales adjudicaciones de ACS en lo que llevamos de 2019 han sido: el proyecto del nuevo túnel de las Hampton Roads en Virginia, Estados Unidos por un valor de 3.000 millones de euros. Es la de mayor tamaño.

En Londres se ha adjudicado la construcción de la nueva estación de Euston para el tren de alta velocidad, un proyecto de 2.000 millones de euros. Y recientemente ha ganado el proyecto para el diseño, construcción y mantenimiento de una nueva red de transporte regional ferroviario en el área metropolitana de Sidney, por un importe de 760 millones de euros.

Recientemente, ACS también se ha adjudicado la construcción de una nueva línea de metro en Brisbane, que incluye la ejecución de un túnel bajo el río de la ciudad y su mantenimiento. El proyecto costará alrededor de 3.400 millones de euros y constituye el mayor de la historia del Estado de Queensland, según ha informado el grupo.

El denominado ‘Cross River Rail’ de Brisbane supone construir una línea de metro de 10 kilómetros de longitud en Brisbane, de los que 5,9 kilómetros discurren en un túnel bajo el río de la ciudad. Abarcará la ejecución de seis estaciones, cuatro de ellas subterráneas y otras dos sobre la superficie.

 

Recreación de la nueva estación de AVE de Euston en Londres, proyectada por ACS.

Recreación de la nueva estación de AVE de Euston en Londres, proyectada por ACS.

El grupo se encargará de este proyecto a través de un triple contrato. Por un lado, tres filiales de Cimic lideran el consorcio que se ha hecho con el diseño, financiación y construcción de la línea. Sus socios en la obra serán DIF, Ghella y BAM International.

En paralelo, la compañía australiana, también mediante dos de sus sociedades, se encargarán también de acometer la instalación de todos los sistemas de la línea, como son las de señalización y de telecomunicaciones.

Posteriormente, una vez que la línea esté en servicio, previsiblemente en 2024, Cimic, a través de su filial UGL, se encargará de su mantenimiento durante los próximos 24 años.

Con la construcción de esta histórica infraestructura, Queensland busca reducir la congestión del tráfico de la ciudad de Brisbane y hacer la ciudad más “habitable”, según indicó la entidad pública promotora del proyecto.

Además, esta firma calcula que durante los cinco años que duren las obras se generarán unos 7.700 puestos de trabajo, con una media de 1.500 empleos al año y un máximo de 3.000 en el pico de mayor intensidad de los trabajos.

En abril, la compañía, a través de Prince Contracting (subsidiaria de Dragados), ha recibido del Departamento de Transporte de Florida (FDOT) la notificación de intención de adjudicación del diseño y construcción del proyecto E4T19 Fase 3B-2 en la autopista I-95, en los condados de Broward y Palm Beach. El proyecto es la fase 3 del programa I-95 Express de 29 millas (46.7 km).

Concretamente, irá desde Stirling Road, en el condado de Broward, hasta Linton Bulevar, en el condado de Palm Beach. El objetivo de las vías expresas de la I-95 es mejorar la movilidad, aliviar la congestión de tráfico y aumentar sus servicios. También pretende ofrecer opciones adicionales de viaje, ajustarse al crecimiento futuro y el desarrollo de la región así como la mejora de las rutas de evacuación de emergencia y el sistema de conectividad entre varios centros urbanos e industriales al norte de la ciudad de Fort Lauderdale.

Esta notificación confirma el éxito del Grupo ACS en Florida, siendo éste el tercer tramo consecutivo de la I-95 que sería adjudicado a Prince en los últimos 3 años; ya que está construyendo el tramo 3A-2 y el tramo 3B-1. Los tres proyectos suman 366 millones de euros.