Economía | Empresas

Los empleados de banca tendrán que hacer un curso de 50 horas para dar hipotecas

La nueva ley hipotecaria obliga a la formación de los miles de profesionales que forman parte del ciclo de la concesión de un crédito para la compra de vivienda

logo
Los empleados de banca tendrán que hacer un curso de 50 horas para dar hipotecas
Oficina de CaixaBank

Oficina de CaixaBank EP

Resumen:

La nueva ley hipotecaria obliga a que miles de empleados de banca a reciban cursos de formación para poder comercializar préstamos destinados a la compra de viviendas.

El sector financiero vivía hasta hace unos días sumido en la confusión y el desconocimiento, a la espera de que Economía publicase la Orden Ministerial que recogiese los detalles de los contenidos del programas de educación, así como su ámbito de aplicación. Finalmente, el documento vio la luz el pasado 29 de abril y las entidades ya se han puesto manos a la obra.

Los colectivos a formar son la red comercial, los directivos, los miembros de los departamentos de riesgos, los empleados destinados al diseño de producto, los asesores y todos aquéllos que intervengan en la venta de productos hipotecarios. Deberán cursar un mínimo de 50 horas, elevándose la exigencia hasta 65 horas en el caso de asesores patrimoniales. Además, cada año, para actualizar contenidos, la formación deberá ampliarse entre 10 y 15 horas, en función del perfil del empleado.

La Orden Ministerial recoge que la formación podrá ser impartida por el propio prestamista, intermediario de crédito o representante designado o mediante convenios con entidades o empresas formadoras o universidades, pudiendo realizarse de manera presencial o a distancia. Fuentes conocedoras del diseño de los programas aseguran que el 90% de la formación será online.

Los programas de las diferentes escuelas en los que participo pivotan en los 13 puntos de la Orden Ministerial. Algunas escuelas están resumiendo los citados 13 puntos en módulos de 9 o 10 tipos de contenido. Los requisitos de conocimientos y competencia incluyen las siguientes materias:

a) Conocimiento de los préstamos inmobiliarios, incluidas implicaciones fiscales generales y gastos en que vaya a incurrir el cliente en el contexto de las operaciones, y de los servicios accesorios que se ofrezcan junto con ellos, especialmente de los seguros accesorios al préstamo hipotecario.

b) Conocimiento de los riesgos asociados a los productos de préstamo que ofrece al potencial prestatario, incluyendo en el caso de préstamos a tipo variable, los posibles efectos de los cambios de los tipos de interés en la cuota y en los casos de los préstamos en divisa, de los efectos de las posibles variaciones del tipo de cambio.

c) Conocimiento de la legislación relativa a los contratos de préstamo inmobiliario ofrecidos a los potenciales prestatarios, en particular en lo que respecta a la protección del prestatario.

d) Conocimiento y una comprensión adecuados del proceso de adquisición de bienes inmuebles.

e) Conocimiento que le permita hacer una estimación de los costes y gastos totales en los que va a incurrir el cliente en el contexto de las operaciones de préstamo y servicios que ofrece al potencial prestatario.

f) Conocimiento de la tasación de las garantías.

g) Conocimiento del derecho de elección de notario, del funcionamiento de las notarías, y de la organización y del funcionamiento de los registros de propiedad.biliarios, en particular de la evolución de los precios de las viviendas y de la evolución de los tipos de interés, para poder evaluar la conveniencia de la operación.

i) Conocimiento de las normas deontológicas del sector.

j) Conocimiento del proceso de evaluación de la solvencia de los potenciales prestatarios o, si ha lugar, competencia en la evaluación de la solvencia de estos, haciendo especial énfasis en los conocimientos necesarios para valorar adecuadamente los informes de riesgo que emite la Central de Información de Riesgos del Banco de España.

k) Un nivel adecuado de competencias en materia financiera y económica, incluyendo un conocimiento sobre el efecto de las cifras económicas y acontecimientos nacionales e internacionales en los tipos de interés y el mercado inmobiliario.

l) Conocimiento que permita identificar correctamente a las personas del mercado objetivo para las que se ha diseñado el préstamo inmobiliario.

m) Conocimiento que permita diseñar préstamos inmobiliarios.

Guerra entre las escuelas de negocio

A principios de abril, el GREF (Grupo de Responsables de Formación de Entidades Financierasor) organizó en el Auditorio de Bankia una reunión con toda la banca y varias escuelas de negocio para presentar sus proyectos.

Está en ciernes una guerra entre las escuelas de negocio, que ven cómo la ley hipotecaria va a convertirse en una poderosa fuente de ingresos. Los bancos tienen poco tiempo para formar a la red y eso merma su capacidad de negociación.

Cecabank, Cunef, IEB, AFI y el Instituto Español de Estudios Financieros figuran entre las firmas que tienen perfil para acaparar parte del pastel del negocio que se abre ante ellas durante las próximas semanas.