Economía

Fridman ultima un acuerdo con la banca tras hacerse con el control del Grupo Dia

Anuncia un principio de acuerdo con 16 de los 17 acreedores tras alcanzar el control de cerca del 70% del capital

Fridman adelanta con un acuerdo con los acreedores tras hacerse con el control de Dia.

El empresario Mikhail Fridman, propietario de LetterOne. LetterOne

Nuevo dueño y nuevos planteamientos de futuro. El Grupo Dia comienza a perfilar la que debe ser su nueva estrategia de salvamento después de que el empresario ruso, Mikhail Fridman se haya hecho con una participación mayoritaria del capital de la compañía de supermercados.

Letterone, la sociedad a través de la que Fridman gestiona su inversión en Dia, comunicó este viernes que, tras finalizar el plazo de su opa para adquirir Dia había recibido el visto bueno de accionistas que poseían un 29,36% del capital, una cifra que, posteriormente, fue elevada por la CNMV al 40,76%, lo que significa que su participación en el grupo se eleva hasta el 69,76%.

Aunque en un principio la oferta estaba condicionada a obtener el respaldo de, al menos, el 35,5% del capital, finalmente LetterOne, con la connivencia de la CNMV -que aceptó el movimiento sin exigir un aumento del precio a pagar-, optó por retirar esta exigencia, ante la perspectiva de que no se cumpliera.

Fridman garantiza una ampliación de 500 millones pero si llega a un acuerdo con todos los acreedores

En cualquier caso, ahora, con un control mayoritario ya del capital, Fridman ha comunicado al mercado que ya ha firmado un principio de acuerdo con 16 de los 17 bancos acreedores de la sociedad, que representan el 77,5% de la financiación sindicada del grupo, para asegurar «una estructura de capital viable a largo plazo», detalla en un comunicado remitido a la CNMV. En el mercado se da por sentado que el banco que hasta la fecha se ha resistido a pactar con LetterOne es Santander.

Dia se enfrenta actualmente a la acuciante necesidad de garantizar financiación y reequilibrar su patrimonio para evitar caer de forma inminente en situación de insolvencia. Para ello, LetterOne mantiene el plan de ejecutar una ampliación de capital por valor de 500 millones de euros, en la que se compromete a suscribir la parte proporcional a sus acciones y a asegurar (ya sea de forma particular o a través de un banco) el total de la misma, aunque, insiste, «dicho aumento de capital sólo puede llevarse a cabo tras llegar a un acuerdo con todos los prestamistas sindicados de la Sociedad».

El próximo 20 de mayo finaliza el plazo legal con el que cuenta la compañía para reequilibrar su situación patrimonial y evitar así su entrada en situación concursal.

Tras estas noticias, las acciones de Dia abrieron este viernes con avances en el entorno del 3%, situándose ligeramente por encima de los 0,67 euros por acción que pagó Fridman en su opa.

El Grupo Dia, la tercera mayor firma de supermercados de España por cuota de mercado, se encuentra sumido desde hace varios trimestres en una profunda crisis, por la caída de su actividad y su rentabilidad, que le han situado en una situación muy comprometida, por sus elevados niveles de deuda.

Al cierre del primer trimestre, la compañía aún dirigida por Borja de la Cierva -se prevé que LetterOne anuncie próximamente una completa remodelación del Consejo de Administración-, la compañía publicó unas pérdidas de 144,4 millones de euros y reconoció estar en una situación «frágil» y en riesgo incluso de tener que pedir el concurso de acreedores o iniciar la liquidación.

Comentar ()