Economía

La CNMV autoriza la modificación de la OPA de LetterOne sobre Dia

logo
La CNMV autoriza la modificación de la OPA de LetterOne sobre Dia

Fachada de uno de los establecimientos del Grupo Dia. EP

Resumen:

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha autorizado las modificaciones presentas por LetterOne, firma controlada por el inversor ruso Mikhail Fridman, en la Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre la cadena de supermercados Dia, por las que se elimina el nivel mínimo de aceptación, y ha señalado que considera “suficientemente justificada” la condición de precio equitativo de la contrapestación ofrecida de 0,67 euros por acción.

LetterOne anunció esta mañana que su decisión de eliminar “por completo” el nivel mínimo de aceptación del capital de la OPA y volvió a solicitar a la CNMV la autorización correspondiente para modificar las condiciones de su oferta si el supervisor confirmaba que el precio de la oferta que había hecho sobre Dia (0,67 euros por acción) era un “precio equitativo”.

El organismo que preside Sebastián Albella ha decidido autorizar la modificación de las características de la OPA, ya que “implica un trato más favorable para sus destinatarios” en cuanto que elimina la condición relativa al límite mínimo de aceptaciones inicialmente requerido por el oferente, una eliminación que permite que cada accionista pueda decidir libremente aceptar o no la oferta sin tener que considerar cuál pueda ser la decisión de los demás accionistas y su efecto.

Asimismo, la CNMV ha señalado que la modificación de la oferta “respeta el principio de igualdad de trato para todos los destinatarios” y considera acreditado que Dia “se encuentra de forma demostrable en serias dificultades financieras, lo que resulta, en particular, de la información publicada oficialmente por la propia compañía”.

Respecto a la contraprestación de la oferta, la CNMV considera “suficientemente justificada” su condición de precio equitativo, para lo que ha tenido en cuenta el informe de valoración presentado por LetterOne que, aplicando los métodos contemplados en el Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores concluye con una valoración inferior al precio ofrecido en la oferta.

La CNMV ha encargado en este caso un informe específico a un segundo experto externo, que ha validado en todos sus aspectos esenciales las conclusiones contenidas en el informe aportado por el oferente.

El plazo de aceptación de la oferta, que inicialmente finalizaba este lunes tras la última ampliación, quedó paralizado con la solicitud por parte de LetterOne a la espera del pronunciamiento de la CNMV. Tras la autorización del supervisor, el plazo ha quedado ampliado hasta el 13 de mayo de 2019.

La sociedad controlada por el inversor ruso presentó el pasado 30 de abril la primera modificación en las condiciones de su OPA sobre Dia para rebajar del 35,49% al 20,999% el requisito mínimo de aceptación del capital de su oferta, una condición que decidió este lunes eliminar completamente tras la falta de aceptación por parte de los accionistas a la OPA y después de que algunos minoritarios como Western Gate, la división de inversión perteneciente al family office de Luís Amaral, y Naturinvest, la family office de Bontoux-Halley, exsocios de referencia de Carrefour, confirmaran hace unas semanas su intención de no acudir a la OPA del inversor ruso al considerar que el precio no reflejaba adecuadamente el valor de la compañía.

Dificultades de Dia

Dia anunció hace unas semanas que prevé pérdidas netas de entre 140 y 150 millones de euros en el primer trimestre del año, frente al resultado negativo de 16,3 millones de euros recalculado para el mismo periodo de 2018.

El grupo espera unas ventas netas de entre 1.615 y 1.715 millones de euros en el primer trimestre, por debajo de los casi 1.793 millones de euros del mismo periodo de 2018, y un resultado neto operativo (Ebit) negativo de entre 115 y 125 millones de euros, frente a los -6,1 millones de euros de un año antes.

La compañía achacó el “acusado” descenso del Ebit en una proporción del 50% al negocio ordinario, donde aproximadamente dos tercios del impacto negativo provienen principalmente de la caída en el margen comercial, y el tercio restante al aumento de los costes laborales asociados al proceso de transformación de franquicias a tiendas propias y a los mayores costes de arrendamiento, entre otros.

Las estimaciones publicadas por la compañía con carácter previo a la publicación de sus resultados el próximo 14 de mayo, indican que, como consecuencia de las pérdidas registradas, el patrimonio neto negativo ha aumentado hasta situarse en un rango estimado de entre 170 y 180 millones de euros hasta marzo, frente a los -99 millones de euros al cierre de 2018, lo que supone un incremento del 81%.