Economía | Empresas

Fridman se agarra al deterioro de Dia para salvar su OPA si logra el plácet de la CNMV

El empresario ruso se abre a rebajar sus exigencias se aceptación siempre que la CNMV lo autorice sin forzarle a elevar el precio de la oferta

Fridman solicita a la CNMV que autorice su opa sobre Dia tras lograr el aval de UBS

El empresario ruso Mikhail Fridman (en el centro), junto a algunos de sus colaboradores en LetterOne. LetterOne

LetterOne no se rinde. El fondo del magnate ruso Mikhail Fridman mantiene viva su apuesta para hacerse con el control del Grupo Dia pese a la oposición que se ha encontrado por parte de los accionistas minoritarios.

La firma ha anunciado en la tarde de este viernes una nueva ampliación del plazo para que los accionistas de Dia den el visto bueno a su oferta de 0,67 euros por acción. La fecha límite, inicialmente fijada para el 23 de abril, ya había sido extendida hasta el día 30 de este mes, tras la escasa acogida que había tenido en los primeros días -sólo un 4,6% del capital al que iba dirigida la oferta la había aceptado, hasta el pasado día 16. Ahora, el fondo vuelve a extender el periodo de la oferta, hasta el próximo 6 de mayo.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el fondo justifica esta nueva extensión del plazo por las cifras dadas a conocer este viernes, en las que se refleja que Dia sufrió en el primer trimestre pérdidas operativas de entre 115 y 125 millones de euros y vio un incremento de su deuda hasta superar los 250 millones de euros. «LetterOne considera necesario que los accionistas puedan analizar esta información, qué significado tiene para el valor de Dia, y cómo puede influir la misma en su decisión de aceptar la oferta pública
voluntaria», apunta.

Asimismo, el principal accionista se muestra dispuesto a rebajar sus exigencias de aceptación en la oferta. Si hasta el momento la oferta estaba condicionada a que fuera aceptada por al menos el 50% del capital al que iba dirigida -lo que elevaría su participación a un mínimo del 64,5%-, ahora, y a la vista de las dificultades para obtener el respaldo necesario a su oferta, podría limitar esa condición a que al término de la oferta contara con la mayoría del capital, es decir el 50% más, al menos, una acción.

LetterOne vuelve a ampliar el plazo para aceptar su oferta hasta el próximo 6 de mayo

Sin embargo, este cambio está condicionado a que la CNMV lo estime apropiado sin obligarle a elevar el precio de la oferta. La razón es que LetterOne planteó su OPA como voluntaria, en lugar de obligatoria, que le habría supuesto tener que abonar un precio muy superior. La ley de opas permite esta maniobra siempre que la oferta sea aceptada por, al menos, la mitad del capital al que va dirigida. Pero también en el caso de «que la sociedad afectada se encuentre, de forma demostrable, en serias dificultades financieras».

«A la luz del continuo deterioro de los resultados tal y como ha sido hecho público por Dia, LetterOne se propone valorar una modificación de la Oferta consistente en reducir la condición de aceptación mínima de la misma, reducción que estaría sujeta a que la CNMV confirmase que el precio de la Oferta (0,67 euros por acción) es ‘precio equitativo’ de acuerdo con lo establecido en el artículo 9.4 f) del Real Decreto 1066/2007, de 27 de julio, sobre el régimen de las ofertas públicas de adquisición de valores», señala el comunicado.

Esta modificación se produciría, en todo caso, antes del próximo 30 de abril y a expensas de la autorización del organismo supervisor que dirige Sebastián Albella. Lo que no piensa variar en ningún caso LetterOne es el precio planteado.

En las últimas semanas han sido varios los accionistas minoritarios de Dia que se han pronunciado en contra de la oferta de Fridman, al considerar que el precio ofrecido no recoge el valor de la compañía.

Sin embargo, tanto LetterOne como el consejo de Dia han insistido a los accionistas de que su mejor opción es aceptar esta oferta, ya que, de frustrarse la OPA del empresario ruso, Dia podría verse abocada a la quiebra. Estos temores habían llevado las acciones de Dia a cotizar, al cierre del jueves, más de un 15% por debajo del precio de la OPA, con los inversores prefiriendo asumir esa pérdida que exponerse al riesgo de quedar atrapados en una compañía cuyo futuro se torna a cada día que pasa más incierto.

Este viernes, no obstante, las acciones de Dia han experimentado un repunte superior al 3%, tras anunciar la compañía una extensión hasta finales de mayo de las líneas de financiación que mantiene abiertas con la banca acreedora.

Comentar ()