Economía

El BCE pagará a la banca por dar créditos para combatir el golpe de la guerra comercial

El banco central ha atrasado hasta, al menos, mediados de 2020 la posibilidad de cualquier subida de los tipos de interés en la Eurozona

logo
El BCE pagará a la banca por dar créditos para combatir el golpe de la guerra comercial
El presidente del BCE, Mario Draghi.

El presidente del BCE, Mario Draghi. BCE

Resumen:

El Banco Central Europeo (BCE) se pone manos a la obra para combatir la debilidad económica motivada por la incertidumbre comercial global. La institución que preside Mario Draghi ha anunciado este jueves sus planes de retrasar aún más en el tiempo cualquier subida de los tipos de interés al tiempo que se prepara para inyectar nuevas dosis de liquidez a la banca para revitalizar el flujo del crédito en la Eurozona.

En este sentido, el BCE ha comunicado, tras la reunión mantenida en la ciudad lituana de Vilna que los TLTRO (las subastas de liquidez a largo plazo para la banca) que empezará a ofrecer a partir de septiembre y hasta marzo de 2021 tendrán unos tipos de interés muy reducidos e, incluso, podrían traducirse en tipos negativos (es decir, les pagaría por tomar el dinero prestado) de hasta el -0,3%, siempre que los bancos aumenten la masa de créditos en balance.

Las nuevas subastas de liquidez podrán tener un tipo mínimo del -0,3% en el caso de que los bancos aumenten su masa de crédito

Según los detalles preliminares facilitados por el banco central, la nueva ronda de liquidez tendrá un tipo base igual al tipo de interés principal de la Eurozona (actualmente en el 0%) más 10 puntos básicos, y un tipo mínimo similar al de la facilidad de depósito (actualmente en el -0,4%) más 10 puntos básicos. Esto determina un interés de entre el 0,1% y el -0,3%, aunque los intereses se actualizarían durante su vigencia con cualquier cambio que experimenten estos tipos.

Los intereses ofrecidos en esta nueva ronda de subastas de financiación son ligeramente peores que los de la anterior, cuando el BCE garantizó préstamos gratuitos y que podrían llegar a ‘costar’ un -0,4%, también condicionados a que los bancos elevaran sus créditos.

Al mismo tiempo, el BCE ha garantizado que los tipos de interés de la Eurozona se mantendrán en los niveles actuales hasta, al menos, la primera mitad de 2020, frente a la anterior previsión de finales de 2019.

Estas medidas, en cualquier caso, no han sido recibidas de buen tono en los mercados financieros, donde se esperaba una actuación más agresiva por parte de la institución que preside Mario Draghi. En los minutos posteriores al anuncio, el euro experimentó un brusco repunte frente al dólar, al tiempo que las bolsas europeas frenaban sus avances iniciales. “En realidad el BCE está todavía tratando de ofrecer alivio monetario sin tocar los tipos”, ha indicado Carsten Brzeski, economista de ING.