Economía | Empresas

Bankinter aspira a duplicar los clientes de Evo en dos años y que sea rentable en 2023

La entidad se marca el objetivo de que el negocio recién adquirido aporte en cuatro años el 10% de los ingresos del grupo

Bankinter aspira a que Evo duplique sus clientes en dos años y sea rentable en 2023.

Oficina de Evo Banco en una imagen de archivo. Europa Press

Bankinter ya luce el negocio de Evo Banco en sus cuentas. La entidad que dirige María Dolores Dancausa incluía en los resultados presentados este miércoles, por primera vez, el efecto del negocio recién adquirido a Apollo Global.

Aunque el peso de las cuentas del grupo de Evo es aún muy limitado -apenas aportó 5,7 millones de euros al margen de intereses, un 1% del total-, desde Bankinter se mostraron ilusionados con las posibilidades de desarrollo que les abre la entidad dirigida por Enrique Tellado. «Estamos ilusionados con esta adquisición y determinados a hacer de ella un éxito», subrayó Dancausa.

La directiva, que resaltó el hecho de que con Evo Bankinter ha asumido por primera vez la compra de un negocio equiparable al suyo, reconoció que la entidad adquirida podría «contaminar» al grupo, al generar una competencia entre ambas marcas, pero se mostró convencida en que «será algo muy sano para las dos entidades en su negocio a particulares porque la red retail tendrá que esforzarse para hacer las cosas mejor».

Dancausa reconoce que el negocio de Evo puede entrar en competencia con el de Bankinter

En cualquier caso, Dancausa considera que la oferta de Evo es bastante distinta y complementaria con la de Bankinter y se muestra confiada en que Evo permitirá al grupo acceder a un nuevo segmento de clientes jóvenes con un perfil eminentemente digital, que demandan productos sencillos y simples.

Con esta visión, Bankinter se ha marcado unos objetivos ambiciosos para Evo. La entidad bancaria, que fue adquirida junto a su negocio de financiación al consumo en Irlanda (Avantcard), aporta actualmente unos 600.000 clientes (450.000 en España y 150.000 en Irlanda), unos 1.300 millones de inversión crediticia y alrededor de 3.200 millones en recursos de clientes.

La intención de la entidad que dirige Dancausa es que Evo supere el millón de clientes ya en 2021 y que en 2023 sea ya un negocio rentable y que aporte el 10% de los ingresos totales del grupo.

Para ello, Bankinter trabaja ya en el lanzamiento de nuevos productos, entre los que se incluye la puesta en el mercado para finales de año de una hipoteca 100% digital, el desarrollo de un nuevo agregador de cuentas o de una hucha de ahorro, entre otras iniciativas.

Expansión internacional

En lo referente a Avantcard, Dancausa recalcó las oportunidades de expansión geográfica que ofrece. No sólo por su fuerte posicionamiento en Irlanda, donde se sitúa como la tercera mayor entidad, con un 15% del mercado de tarjetas de crédito, sino porque también abre la posibilidad de dar el salto a otros países europeos.

«Avantcard nos permite expandir nuestra actividad de financiación al consumo a un país que es pequeño pero con un gran potencial como Irlanda. Además, desde ahí pensamos que podemos llevar el negocio a otros países europeos», observó Dancausa.

En cualquier caso, la consejera delegada de Bankinter quiso aclarar que ese es un objetivo a largo plazo. «Esto es aún muy prematuro. Acabamos de adquirir este negocio. Necesitamos tiempo para comprender cómo se hacen las cosas en el mercado irlandés, para hacerlo bien. Luego ya nos plantearemos consolidarlo en Portugal», indicó para señalar que el salto a través de Avantcard cualquier otro nuevo mercado sólo se produciría una vez completados esos primeros pasos.

Te puede interesar

Comentar ()