Economía

La ola de calor dispara el consumo eléctrico y marca el mayor pico de verano en tres años

logo
La ola de calor dispara el consumo eléctrico y marca el mayor pico de verano en tres años

Un termómetro marca 40 grados en Valencia. EFE

Resumen:

La ola de calor ha llevado una cuarentena de provincias a estar en alerta por altas temperaturas y ha colocado los termómetros por encima de los 40 grados de nuevo en buena parte del país. Y, con ello, media España se lanza al aire acondicionado y al ventilador, y ha provocado un nuevo subidón del consumo de electricidad.

La demanda de electricidad superó esta semana la cota de los 40.000 megavatios (MW). Un hecho que no sucedía en verano desde hace tres años. Fue este martes, a las 13.25 horas, cuando el pico de consumo instantáneo, en un solo momento, se situó en los 40.021 MW, lo que ya suponía disparar en un 7,5% los registros que se alcanzaban hace una semana, según los datos de Red Eléctrica de España.

En la ola de calor que ya se registró en el país hace apenas un mes, la demanda de electricidad apenas llegó a superar, y por poco, los 38.000 MW en el peor momento de altas temperaturas. Pero entonces la evolución de la demanda sufrió subidas proporcionalmente mayores, con aumentos del 15% de una semana a otra.

En España no se superaba ese tope de 40.000 MW en los meses de verano desde 2016. En aquel año fue el 6 de septiembre cuando se registró el mayor pico y se rozaron los 40.500 MW, Y fue aquel año, el de 2016, el primero de la historia en que en el país la mayor punta de consumo se registraba en verano y no en invierno.  El récord de demanda instantánea en la temporada estival se remonta a 2010, el 8 de julio, y entonces se alcanzaron los 41.127 MW.

Aunque el momento de olas de calor la demanda de electricidad crece, tradicionalmente los máximos absolutos de consumo se produce cuando las temperaturas son extremadamente frías. De momento, el pico de este año se registró el 22 de enero, con 40.455.

El máximo histórico del sistema eléctrico español se alcanzó justo antes de que arrancara la crisis económica y en pleno invierno, fue en diciembre de 2007 y se registró un récord de demanda simultánea de 45.450 megavatios. El frío mueve al alza más que el calor la demanda de electricidad.