Al menos 15 vuelos han abortado o cancelado sus aterrizajes en Barajas por la dura tormenta que ha golpeado la Comunidad de Madrid este lunes. Estos vuelos están siendo desviados a aeropuertos alternativos españoles, principalmente Valencia y Barcelona. Tanto las llegadas como las salidas acumulan importantes demoras.

La fuerte tormenta de lluvia y granizo ha obligado a ralentizar al máximo las operaciones en el aeropuerto. Prácticamente todos los vuelos que llegan a la capital de España son puestos en espera por los controladores del aeródromo, acumulando retrasos de entre una y dos horas.

Algunos han sido desviados ya a otros aeropuertos. Varios de ellos tras permanecer en patrón de espera sobre el centro de la península, y otros directamente en ruta debido a la congestión en Barajas.

Además, se ha aplicado a Barajas el protocolo ‘rate cero’, que recomienda no despegar a los aviones con destino Madrid desde sus aeropuertos de origen.

En cuanto a las salidas, varios vuelos han partido durante la tarde-noche de este lunes con más de dos horas de retraso y se espera que la situación continúe siendo complicado en lo que resta de día por la congestión acumulada.