Economía | Empresas

Bankia se prepara para cobrar por los depósitos de empresas en banca privada

logo
Bankia se prepara para cobrar por los depósitos de empresas en banca privada
Bankia se prepara para cobrar por los depósitos de clientes de banca privada.

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. Europa Press

Resumen:

El cobro por los depósitos de los clientes sigue rompiendo barreras en España. La persistencia del escenario de tipos negativos en la Eurozona está obligando a los bancos a explorar nuevas vías para amortiguar el golpe que éstos representan en sus cuentas.

En este contexto, Bankia se prepara para comenzar a aplicar un cargo a los depósitos de algunos de sus clientes de banca privada, según publica este martes Bloomberg. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri habría enviado, según la agencia, varias cartas a sus clientes advirtiendo a clientes institucionales de banca privada, tales como family offices, advirtiendo de que comenzará a cobrarles un 0,5% a sus depósitos.

Los clientes con grandes inversiones estarán exentos de una medida que empezará a aplicarse en dos meses

Fuentes de la entidad habrían confirmado a Bloomberg que esta medida entrará en vigor en dos meses y que se aplicará a determinados clientes, según un análisis previo, de modo que aquellos que cuenten con inversiones significativas estarán exentos del cargo.

El cobro a los depósitos de los clientes de banca privada representa un paso más en un entorno en el que la mayor parte de los bancos españoles ya ha comenzado a aplicar intereses negativos a los depósitos de las grandes cuentas institucionales y de empresas, pero, hasta la fecha, se han mostrado reacios a aplicar un cobro similar a los depósitos de los clientes minoristas.

Sin embargo, y tras la última vuelta de tuerca de los bancos centrales, que apunta a una pervivencia de los tipos negativos por un periodo muy prolongado, está llevando a un creciente número de entidades en Europa a cruzar esa línea roja, estableciendo recargos a los depósitos de clientes que superen un determinado volumen de fondos.