Economía ASAMBLEA ANUAL

El FMI confirma los peores augurios: el comercio mundial "se ha detenido casi por completo"

La guerra comercial restará 630.000 millones a la economía mundial en 2020

logo
El FMI confirma los peores augurios: el comercio mundial "se ha detenido casi por completo"

Resumen:

La nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, aseguró este martes que la guerra comercial entre Estados Unidos y China «está pasando factura» en la actividad económica mundial, en general, y en el sector manufacturero, en particular.

«Hemos hablado en el pasado sobre los peligros de las disputas comerciales. Ahora, vemos que en realidad están pasando factura», señaló Georgieva en su primer discurso desde su llegada al frente del FMI. Esa guerra, según el organismo internacional, tendrá un coste: en 202o restará 700.000 millones de dólares a la economía mundial (más de 630.000 millones de euros).

La economista búlgara, que sucede en el cargo a la francesa Christine Lagarde, que será la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), dijo que el crecimiento del comercio mundial «se ha detenido casi por completo».

«En parte debido a las tensiones comerciales, la actividad manufacturera mundial y la inversión se han debilitado sustancialmente. Existe un grave riesgo de que los servicios y el consumo pronto puedan ser afectados», advirtió Georgieva.

La máxima dirigente del FMI argumentó que las disputas comerciales entre EEUU y China «ahora se extienden entre múltiples países y en otros temas críticos».

«Debido a nuestras economías interconectadas, muchos más países pronto sentirá el impacto», justificó.

Georgieva explicó que las divisiones actuales a nivel comercial «podrían conducir a cambios que duran una generación», provocando cadenas de suministro rotas o sectores comerciales aislados.

«Todo el mundo pierde en una guerra comercial», aseguró Georgieva, que explicó que el efecto acumulativo de los conflictos comerciales vigentes podría significar una pérdida de alrededor de 700.000 millones de dólares para 2020, alrededor del 0,8 % del PIB mundial, una cuantía comparable a la economía de Suiza.

«Nuestro objetivo debe ser solucionar estas fracturas: nuestro mundo está entrelazado, por lo que nuestras respuestas deben ser coordinadas», defendió.

En su discurso, Georgieva abogó además por un sistema comercial global «más moderno» para desbloquear el potencial «de los servicios y del comercio electrónico».

Desaceleración

Más allá de la cuestión de las tensiones comerciales, la jefa del FMI también apuntó al «brexit» y las tensiones geopolíticas como factores de la desaceleración que vive la economía global.

«En 2019 esperamos un crecimiento más lento en casi el 90 % del mundo. La economía global se encuentra ahora en una desaceleración sincronizada», advirtió Georgieva