Economía | Finanzas

Los españoles son los que menos ahorran para la jubilación en todo el mundo

Un estudio de Schroders muestra que los españoles sólo destinan al ahorro para la jubilación un 11,2% de sus ingresos, frente al 15,3% mundial

Jubilados paseando por un parque. Europa Press

Llegar a la jubilación sin los fondos adecuados para cubrir las necesidades más elementales es una de las preocupaciones que más fuerza están cobrando a nivel mundial en los últimos años. El notable incremento de la esperanza de vida, unido al descenso de la natalidad en las economías más avanzadas, configura un escenario de incuestionable riesgo para el mantenimiento del actual sistema de pensiones y obliga a reflexionar sobre la necesidad de ahorrar con vistas este periodo.

Estas cuestiones están muy presentes en el Estudio Global de Inversión 2019 de la gestora de fondos Schroder, que refleja que hasta un 24% de las personas a nivel mundial consideran que no están ahorrando lo suficiente para la jubilación.

Esta cifra se eleva al 28% en el caso de los españoles y no es casual, ya que el estudio muestra que el nivel de ahorro medio de las familias de España para el término de su vida laboral sólo un 11,2% de sus ingresos (incluyendo las contribuciones de empresas), una cifra muy inferior a la media global, que alcanza el 15,3%, y europea, del 14,9%.

Sólo los rusos ahorran tan poco como los españoles, mientras que suizos y austriacos casi duplican la cifra

De hecho, la cifra de España es, junto a la de Rusia (11,1%), la más baja entre los 32 países de todo el mundo que abarca el estudio de Schroders. En el lado opuesto de la balanza se sitúan países como Austria y Suiza, donde las tasas de ahorro para la jubilación superan el 21% de los ingresos.

La encuesta desvela que los españoles se sienten desincentivados a ahorrar más para su jubilación, entre otras razones, porque no saben qué opciones tienen para hacerlo (12%), porque creen que contarán con el apoyo de la familia y el gobierno (12%) o porque simplemente confían en que les seguirá yendo bien en el futuro (12%).

No obstante, la gran mayoría de los españoles no jubilados considera que factores como una mayor información sobre el dinero que necesitarán para lograr el estilo de vida que desean durante la jubilación les incitaría a ahorrar más.

El estudio de Schroders también muestra cierto desajuste entre las expectativas de los trabajadores de cara a su jubilación, ya que de media confían en poder gastar anualmente un 10,3% de sus ahorros y no quedarse sin dinero.

De hecho, una cuarta parte de la población mundial incluso piensa que podría disponer de al menos un 15% de sus ahorros cada año cuando estén jubilados y no quedarse sin dinero. Los inversores en India fueron, en promedio, los más confiados, esperando poder retirar un 15% anual, comparado con el 7,3% de los inversores japoneses. Los españoles se encuentran entre ambos extremos, ya que consideran que podrán retirar de media cada año el 9,4% de sus ingresos para la jubilación. Este porcentaje está ligeramente por debajo del 9,8% de la media europea.

Los españoles confían en poder gastar un 10% de sus ahorros cada año y no quedarse sin dinero

«Este estudio muestra dos conclusiones preocupantes. La primera es que los españoles no están ahorrando suficiente, la segunda implica que la población en general, y los españoles en concreto, no están siendo realistas sobre el estilo de vida que quieren disfrutar cuando se jubile», observa Carla Bergareche, directora general de Schroders España y Portugal.

La experta advierte de que, «con una esperanza media de vida actual de 82 años en España, aunque nos jubilásemos con 67 años, nos quedarían al menos 15 años de vida. Si retiramos, como se indica en el estudio, un 10% anual, es prácticamente imposible que después de los 10 primeros años nos quede dinero. Además, somos de los que menos ahorramos del mundo, por lo que podemos sufrir aún más».

Por todo esto, considera «imperativo que las personas empiecen a ahorrar de manera consistente y suficiente tan pronto como sea posible durante su vida laboral y, antes de jubilarse, piensen seriamente en el nivel de ingresos que pueden permitirse mantener a lo largo de su bien merecida jubilación».

Las conclusiones del estudio de Schroders se basan en más de 25.700 entrevistas realizadas a inversores de 32 países a nivel mundial.

Comentar ()