Mutua Madrileña invierte 65 millones de euros en la rehabilitación de las emblemáticas Torres Colón, cuyas obras se prevé que terminen en el año 2022.

«Trataremos que sea lo más bonito posible para ser el primer edificio de oficinas de España con consumo casi nulo y la sostenibilidad casi intrínseca», ha manifestado el consejero delegado de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda.

Así se ha dado a conocer este martes durante la presentación de la reforma en la sede de Mutua Madrileña, propietaria del inmueble. En ella han estado presentes, entre otros, el presidente y consejero delegado de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda; el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes.

La reforma de las Torres Colón conlleva la eliminación de su emblemático ‘enchufe’, el remate ornamental que corona el conjunto, y en su lugar se erigirán cuatro nuevas plantas de oficinas, «manteniéndose sin alteraciones la altura (117 metros) y la edificabilidad de las torres». El proyecto respeta «íntegramente» la estructura interna, «reforzando y realzando sus características de edificio suspendido».

El edificio diseñado por Antonio Lamela, ejemplo de la arquitectura suspendida de España e inaugurado en 1977, será así remodelado por tercera vez en 50 años. Se encargará del proyecto el estudio luis vidal + arquitectos. Este nuevo diseño cuenta con el visto bueno de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico-Artístico y Natural (CPPHAN) del Ayuntamiento.

El proceso de transformación afectará no solo a los más de 20.000 metros cuadrados de oficinas disponibles, sino también a las entradas de acceso y las zonas comunes a pie de calle, «permitiendo ganar espacio y comodidad para los viandantes». Con el nuevo diseño se posibilitará el tránsito del Paseo de la Castellana a la calle Génova «sin ningún tipo de barreras arquitectónicas».

Las obras generarán más de 200 empleos directos y 400 indirectos entre pequeñas y medianas empresas proveedoras, fundamentalmente de la Comunidad de Madrid.

Edificio de consumo casi nulo

El edificio contará con instalaciones de última generación en cuanto a eficiencia energética y sostenibilidad, lo que permitirá convertirse en la primera torre de negocios de España con la consideración de Edificio de Consumo Casi Nulo. Y es que Torres Colón solo utilizará energía eléctrica de origen renovable, y consumirá un 60 por ciento menos de energía que un edificio convencional. Además, casi el 10 por ciento de la energía que se consuma será generada por el propio edificio.

El arquitecto que ha diseñado el nuevo proyecto, Luis Vidal, ha explicado que con las obras «se van a reforzar los tirantes, el núcleo, y la cimentación», y se va a recuperar «la lectura de ese edificio suspendido», apostando por la durabilidad. Todo elemento superior del edificio se colocará encima del núcleo.

Se elimina también la escalera, «la piel naranja», y las dos plantas de abajo, «que suben arriba». Además, se sacan los ascensores del núcleo y «salen fuera». Con este nuevo diseño, Vidal ha manifestado que «se ha querido adaptar a los días de hoy, porque las ciudades y los edificios también».

«Primeras grandes torres de la próxima década

Vidal ha puesto en valor que tras las obras, las Torres Colón «van a ser las primeras grandes torres de la próxima década», y volverán a «brillar con fuerza» como el «mejor ejemplo del Madrid del siglo XXI, innovador, icónico, eficiente y duradero».

Las nuevas Torres Colón contarán con «ambientes sanos y saludables, inundado de luz natural» todo el espacio.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha aplaudido la desaparición del remate ornamental, el ‘enchufe’, pues cree que era algo que «no gustaba a los madrileños».

Ha puesto en valor que las nuevas Torres Colón se conformen como «iconos de la sostenibilidad» y serán «un referente de lo que tiene que ser la ciudad de Madrid, porque el liderazgo de las ciudades ha de ser imbatible».

También ha agradecido a Mutua Madrileña el «compromiso social que tienen con la ciudad de Madrid, no solo con el patrocinio de grandes eventos deportivos» así como la labor del área de Desarrollo Urbano del Consistorio, que ha realizado «un extraordinario esfuerzo porque se había producido una paralización».