Economía

Moody's alerta: la situación económica puede crear problemas en el crédito al consumo

La agencia considera que la ralentización de la economía española y la caída de la confianza del consumidor anticipan un deterioro en la calidad de estos préstamos

logo
Moody's alerta: la situación económica puede crear problemas en el crédito al consumo

Tarjeta de crédito junto a un terminal de pago. EFE

Resumen:

Moody’s anticipa problemas para el crédito al consumo en España. La agencia de calificación ha advertido este lunes de que los receptores de este tipo de préstamos podrían enfrentarse en los próximos trimestres a crecientes dificultades para hacer frente a sus pagos, a causa de la desaceleración que está experimentando la economía nacional.

En un informe firmado por el analista senior de Moody’s Antonio Tena, la agencia subraya que «la fuerte disminución de la confianza del consumidor durante la segunda mitad de 2019 refleja una creciente preocupación entre los consumidores españoles por la economía nacional y el empleo» y considera que puede ser un anticipo de crecientes dificultades a la hora de abordar el repago de estos créditos.

Moody’s que prevé que la economía española crezca en 2020 un 1,8% -una cifra que aún supera la mayor parte de los pronósticos- llama la atención sobre el hecho de que, a pesar de la desaceleración de la economía española, el crédito al consumo se siguió expandiendo a lo largo del año pasado, con un crecimiento del stock del 4%.

La agencia cree que la financiación a la compra de vehículos tendrá un mejor comportamiento que el resto

Desde los supervisores, como el Banco de España y más recientemente el Banco Central Europeo (BCE) se han lanzado distintas alertas sobre el auge de este tipo de créditos, advirtiendo al sector de la necesidad de un control estricto de los riesgos.

Sin embargo, la dificultad que entraña obtener rentabilidad en un escenario de tipos en negativo como el actual ha llevado a muchas entidades a tratar de incrementar los volúmenes en aquellos negocios que generan mayores márgenes, como es el caso del crédito al consumo. Así, en noviembre, el volumen de financiación a este tipo de gastos se elevó a 3.708 millones de euros, un 9% más que en el mismo periodo del año anterior.

Y la lucha por obtener una mayor cuota en este mercado también se ha traducido en el descenso de los tipos aplicados a estos préstamos hasta su nivel más bajo en casi una década, en el a pesar de la caída de los tipos que los bancos cobran en esta partida a sus niveles más bajos en casi una década.

En estas circunstancias, desde Moody’s ponen de nuevo el foco en los riesgos de un debilitamiento de la calidad de estos préstamos, aunque distinguen entre el crédito destinado a la financiación de vehículos, que consideran que es de mayor calidad, frente a los préstamos al consumo sin una finalidad específica, que son utilizados a menudo por deudores en dificultades, por lo que serán los más afectados.

Desde la agencia advierten de que «la combinación de la disminución de la confianza del consumidor y un aumento de la deuda no garantizada continuará presionando a las titulizaciones españolas».

Comentar ()