El vuelo AK837 de Air Canadá con destino a Toronto ha aterrizado sin incidencias a las 19.07 de este lunes en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Había estado casi cinco horas sobrevolando el espacio aéreo de Madrid con un motor averiado y una rueda inutilizable.

Finalmente, el aparato ha logrado tocar suelo con éxito, provocando escenas de alegría entre todo el pasaje. «Un aterrizaje brusco bastante aterrador, pero lo conseguimos. Gracias por los mensajes y buenos deseos», escribía uno de los pasajeros, canadiense, que incluso ha grabado el momento del aterrizaje.

El avión, un Boeing 767-300 con 128 pasajeros a bordo, despegó a las 14.33 horas de este lunes de Barajas con destino a Toronto, pero tras media hora de vuelo la tripulación se percató de que había sufrido un incidente en el despegue que había dañado uno de los diez neumáticos que forman parte del tren de aterrizaje y, supuestamente, uno de los motores. Por ello, ha sobrevolado las inmediaciones del espacio aéreo de Madrid con la intención de quemar combustible y reducir el peso del avión, haciéndo así más seguro el aterrizaje.

Uno de los pasajeros ha publicado en el canal de YouTube ‘skylined1984’ los instantes vividos en el interior del aeroplano momentos antes de pisar tierra.

Este es el vídeo que recoge el momento del aterrizaje. Nada más tocar tierra, los servicios de emergencia -ambulancias, bomberos, personal de Aena- han acudido de inmediato a atender al avión canadiense.

A última hora de este lunes, los 130 pasajeros del avión han comenzado a abandonar el aeropuerto. Los miembros de la tripulación han sido los primeros que han comenzado a salir de la sala de la Terminal 1 habilitada para los ocupantes de este vuelo.

Rodeados de un operativo policial y de personal del aeropuerto, los pasajeros abandonan en pequeños grupos la sala, donde se han podido encontrar con sus familiares. Los pasajeros han comentado a los medios de comunicación congregados en el aeropuerto que se encuentran bien.

Según fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid 112, no hay heridos entre el pasaje y la tripulación, y los sanitarios no han tenido que realizar ningún servicio sanitario en el operativo desplegado para el aterrizaje de emergencia.