Economía | Pymes y Autónomos | Tecnología

Los afectados: "Han hecho una salvajada suspendiendo el Mobile"

logo
Los afectados: "Han hecho una salvajada suspendiendo el Mobile"

Two operators install a welcoming placard at the entry of the Fira Barcelona Montjuic center in Barcelona, Catalonia, 12 February 2020, where the Mobile World Congress (MWC) is supposed to take place from 24 to 27 February. The MWC, organized by global company GSMA under the motto 'Limitless Intelligent Connectivity', is discussing whether to celebrate or not the tech event after about 20 companies canceled their participation due to the outbreak of the novel coronavirus (Covid-19). EFE/ Alberto Estevez

Resumen:

David Riba dirige una empresa de gestión de apartamentos turísticos. Este viernes ha tenido que anunciar a uno de sus clientes que ha perdido 36.000 euros de facturación por la cancelación del Mobile World Congress. Tenía cuatro apartamentos alquilados por quince días desde hace meses, pero el contrato se hizo a través de Booking, y la compañía está devolviendo todo el dinero de reservas a los viajeros procedentes de China, Hong Kong y Taiwán. «No sé qué decirle».

Riba admite que la cancelación del Mobile «es un drama» para el sector turístico de la ciudad. Su empresa recibió solo el jueves la cancelación del un tercio de las reservas para la semana del MWC, y el goteo de bajas ha seguido. El Mobile suponía el 30% de la facturación del primer trimestre para los apartamentos turísticos. Es un ingreso fundamental en plena temporada baja del turismo en Barcelona.

«Hay gente que vive de ese apartamento turístico y se ha quedado sin nada durante dos semanas fundamentales» concluye el empresario para señalar las auténticas consecuencias para el tejido económico de la ciudad. «Han hecho una salvajada» concluye, lamentando además que las instituciones se hayan centrado en «apoyar al MWC, pero nadie habla de ayudar a los directamente afectados».

Una realidad que el Ayuntamiento de Barcelona intentó corregir el viernes, con un encuentro de la alcaldesa Ada Colau y el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, con representantes de todos los sectores afectados. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, lo hará el lunes en el Palau de la Generalitat tras haber mantenido el jueves un breve encuentro con los responsables de la feria de móviles y directivos de GSMA.

Pablo Fernández es taxista, un sector muy directamente ligado al turismo de grandes eventos como el MWC. Y reconoce que la cancelación de la feria de móviles tendrá efectos en la facturación del sector, pero matiza los costes. «Habíamos previsto poner el 100 por 100 de la flota en marcha para el Mobile, saltando turnos de descanso» impuestos por la Entidad Metropolitana del Taxi. Esto hubiera supuesto «una inyección de trabajo y un aumento de los ingresos» en una época que también es temporada baja para su sector.

Fernández advierte, sin embargo, que sus pérdidas no son comparables a las del sector de las VTC o los hoteles. «Nosotros trabajamos con precios oficiales» fijados por la EMT, «no podemos subir precios por el Mobile como hacen los hoteles y por eso no nos afecta tanto». La Cámara ha calculado que el impacto indirecto del MWC fuera del recinto de Fira Barcelona se sitúa en los 209 millones a partir del gasto global de los asistentes al Mobile en el sector hotelero, de restauración, transporte y servicios.

Afectación en la Fira

Para Fira de Barcelona, el impacto asciende a 60 millones de euros, el equivalente «al 30 % de sus ingresos». En conjunto, el MWC debía generar unos 492 millones en la economía de Barcelona. «No entraremos en pérdidas. Tenemos capacidad para encajarlo. Tendremos un año más difícil de lo que es habitual, pero la solvencia está garantizada», advirtió el director general de la Fira, Constantí Serrallonga el jueves, durante la comparecencia de instituciones y organizadores en la que se explicó la cancelación de la muestra.

Por su parte, el presidente de la Fira, Pau Relat, intentó rebajar también la incidencia de la cancelación en su cuenta de explotación. «Hemos trabajado para diversificar los riesgos, incorporando nuevos salones», entre ellos el salón de contenidos audiovisuales ISE, que esta semana se celebra en Ámsterdam. «Somos optimistas por que se han hecho los deberes», añadió.

Pero la Fira da trabajo a cientos de pequeñas empresas y profesionales con economías mucho más frágiles. Montadores, azafatas, conductores o empresas de eventos para los que el MWC era una fuente de ingresos fundamental. Jordi es carpintero y tenía dos montajes previstos para el Mobile que no se llegarán a realizar. La cancelación le ha supuesto perder los principales contratos de este mes.

También los conductores de VTC han visto comprometida su economía familiar con la cancelación del Mobile. Mary Joe es conductora de VTC para Cabify y sabe bien de qué habla. La semana del MWC podía implicar para un conductor unos ingresos de 1.400 euros, unos 200 euros diarios.

«Con una semana arreglas la facturación del mes, sobre todo después de enero, que siempre es flojo», apunta. Recuerda que «el año pasado nos fastidiaron los taxis, que con la huelga se quedaron todo el servicio, y este año el coronavirus» y advierte que esta cancelación «fastidia la marca de Barcelona, ya bastante lesionada» con las crisis políticas de los últimos años.

Los hoteles, en manos de GSMA

Según el Gremio de Hoteles de Barcelona, en torno a un 20% de los 492 millones de euros que deja el Mobile en la ciudad son los ingresos esperados por la hostelería, que tenía reservadas unas 28.000 habitaciones a un precio pactado con la agencia oficial del evento. El gran problema de este sector es precisamente la contratación de las plazas hoteleras asociadas al certamen a través de GSMA.

La patronal del móvil, organizadora del MWC, actuaba como central de reservas para las empresas expositoras y reservó esas plazas para ponerlas después a disposición de sus clientes. Y ya ha dejado claro que los hoteleros se acogerán a la cláusula de «cancelación por causa mayor» para no pagar la parte correspondiente a las reservas anuladas con la que habitualmente se protegen los hoteleros.

Por su parte, los comercios de Barcelona dejarán de ingresar hasta 50 millones de euros por la cancelación del Mobile World Congress, según estimaciones del presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené. En declaraciones a Efe, el presidente de esta asociación, que agrupa a los principales ejes comerciales y turísticos de la ciudad, ha asegurado que, además de las compras que se dejarán de hacer, la cancelación del evento perjudica a la actividad comercial en general por los casi 500 millones de euros que no vendrán a Barcelona.

Comentar ()