OHL registró una pérdida neta de 127,8 millones de euros en 2019, lo que supone reducir un 91,9% los ‘números rojos’ del ejercicio anterior, a pesar del ajuste que ha realizado en el proyecto que tiene en marcha en un edificio histórico del centro de Londres, según informó la empresa.

La constructora participada por el grupo Villar Mir ha ajustado en 47,6 millones de euros el valor de su participación en el ‘War Office’, al considerar que «el valor de mercado del activo que se podría ver afectado por el Brexit», informa Europa Press.

Se trata del proyecto que acomete junto al grupo indio Hinduja en un edificio histórico del centro de Londres, el antiguo Ministerio de Guerra británico, para convertirlo en un hotel y viviendas de lujo. El complejo es similar al de Canalejas que desarrolla en el centro de Madrid.

A pesar de la provisión, OHL logra reducir los ‘números rojos’ si bien, no obstante, la compañía encadena su cuarto ejercicio consecutivo en pérdidas, desde que inició el proceso de saneamiento y reestructuración en que aún está inmerso.

El grupo, actualmente en negociaciones para dar entrada en su capital a la familia mexicana Amodio, logró cerrar el ejercicio con su primer beneficio bruto de explotación (Ebitda) positivo en cuatro años.

En concreto, OHL registró un Ebitda de 64,8 millones, importe que además es un 40% superior al previsto. La cifra de negocio creció un 1,8% el pasado año, hasta los 2.959 millones, de los que el 72% se obtuvieron en el exterior.

OHL afronta el 2020 como «ejercicio de consolidación», en el que prevé que sus ventas puedan alcanzar la cota de los 3.000 millones y el Ebitda, la de los EBITDA 70 millones. Asimismo, espera lograr nuevos contratos por 3.000 millones.