La Bolsa de Londres cerró este viernes su peor semana desde la crisis financiera de 2008, al caer hoy un 3,39 %, lastrada por el creciente pánico de los inversores ante la propagación del coronavirus y su devastador efecto en la economía mundial.En este contexto de incertidumbre y temores, el índice principal londinense, el FTSE-100, perdía 230,60 puntos hasta 6.565.80 enteros.

El también llamado «footsie» acumuló pérdidas semanales de alrededor del 13 % a causa de las consecuencias económicas del virus respiratorio chino, lo que supone la mayor bajada registrada en una semana desde la crisis financiera de 2008.

Dentro de este clima de preocupación, terminaron hoy con ganancias Rolls Royce Holdings, que subió el 4,16%, seguido de Kingfisher, que avanzó el 1,40 % y BT Group, que sumó a su valor el 1,38 %.

También Carnival logró registrar ganancias al cierre, con un aumento del 0,79 % al igual que la cadena de supermercados Sainsburys, que añadió el 0,52 %. Los grandes perdedores fueron hoy el touroperador TUI, que bajó el 8,51 %, seguido del conglomerado de aviación IAG, que perdió el 8,42 % y la empresa Polymetal International, con un 7,76 % menos. El grupo farmacéutico Hikma Pharmaceuticals y Smiths también finalizaron la semana con números rojos con retrocesos del 6,39 % y del 6,32 % respectivamente.