El bombo del Sorteo de Navidad de Loterías del Estado.

El bombo del Sorteo de Navidad de Loterías del Estado. ep

Economía

La pedrea del Estado en el Sorteo de Navidad: 393 millones en premios de décimos sin vender

Loterías vendió este año más de 145 millones de décimos por 2.906 millones de euros . Dos tercios de los ingresos se repartieron en premios, pero una parte se quedó en caja.

La magia del Sorteo de Navidad es –también- el negocio milmillonario que conlleva. El sorteo del 22 de diciembre concentra casi un tercio de los ingresos de todo el año de la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado (Selae), que es con mucho la empresa más rentable de las que se integran en el aparato de sociedades públicas españolas. Pura ilusión, y un filón para las arcas públicas.

Las arcas públicas también ingresaron el 22 de diciembre otros 146 millones más en impuestos

La empresa pública ingresó con el último Sorteo Extraordinario de Navidad un total de 2.906,14 millones de euros, casi un 4% que un año antes, y casi un tercio de los 9.200 millones de euros de ingresos previsto para Loterías y Apuestas del Estado para 2019.

Este año se consiguieron vender algo más de 145 millones de décimos que buscaban el Gordo, de un total de 170 millones de boletos que se habían puesto en circulación. Cerca de 25 millones de décimos se quedaron sin vender, y en ellos había un auténtico tesoro que también se quedó en la caja de la compañía estatal.

 Y es que entre los millones de décimos no vendidos muchos estaban premiados. Tantos como para concentrar, en concreto 393,5 millones, de euros en premios en boletos que se quedaron en las administraciones de lotería y que, por tanto, se convirtieron en parte de la gran pedrea que es el Sorteo de Navidad para las arcas públicas, según datos de Loterías y Apuesta del Estado a los que ha tenido acceso El Independiente.

La facturación máxima potencial es de 3.400 millones para ese sorteo, en caso de vender los 170 millones de décimos en circulación. Y Loterías reserva para premios el 70% de toda la recaudación: en total, 2.380 millones para un máximo de algo más de 26 millones de décimos premiados.

Pero como no se compran todos los billetes y parte de los que se quedan sin vender tienen premio, este año se han repartido sólo 1.986 millones de euros, algo más de dos tercios de todos los ingresos obtenidos.

Y a los casi 400 millones que Loterías se quedó en premios de billetes no vendidos, el Estado también ingresa los impuestos con los que se gravan actualmente las cantidades percibidas por los ganadores.  A los importes de los premios se les aplica una retención fiscal del 20% del total, estando exentos este año los primeros 20.000 euros (frente a los 10.000 euros de sorteos de años previos). En total, Hacienda obtuvo unos 146 millones de euros de recaudación de impuestos sólo con el Sorteo de Navidad.

Comentar ()