Economía | Empresas CRISIS DEL CORONAVIRUS

Repsol celebrará su primera junta de accionistas telemática por la crisis sanitaria

Sede central de la petrolera Repsol en Madrid.

Sede central de la petrolera Repsol en Madrid. Repsol

Repsol ha acordado la celebración de su junta general de accionistas, que tendrá lugar el próximo 8 de mayo en segunda convocatoria, sin asistencia física de ninguna persona, más allá de «las que resulten estrictamente requeridas para permitir la organización y celebración de la reunión, con las medidas de seguridad y distanciamiento necesarias», ante la crisis sanitaria del coronavirus.

Según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a efectos de ejercitar los derechos de los accionistas, la asistencia telemática del accionista «será equivalente y sustitutiva de la asistencia presencial a la junta».

El pasado 17 de abril, la compañía ya había dado el visto bueno para que la asistencia a su Asamblea también pudiera realizarse mediante el empleo de medios telemáticos y había dejado abierta la posibilidad a que el evento tuviera lugar sin la presencia física de accionistas o invitados.

La actual situación por la crisis del coronavirus está llevando a todas la empresas a optar por la celebración de una junta general de accionistas de una forma telemática.

La compañía presidida por Antonio Brufau pone así a disposición de sus accionistas todos los mecanismos para asistir telemáticamente a la junta a través de su página web corporativa (www.repsol.com).

Estos canales incluyen, además de la asistencia telemática, la representación conferida a través de medios de comunicación a distancia y el voto anticipado a través de medios de comunicación a distancia, ya sea mediante entrega o envío por correspondencia postal de la tarjeta de delegación o voto a distancia, o por medios electrónicos.

Ya a principios de este mes, Repsol recomendó «encarecidamente» a sus accionistas, ante la situación excepcional por la crisis sanitaria, que participaran en la junta general mediante la utilización de los distintos canales puestos a su disposición para delegar la representación y votar a distancia, evitando así acudir físicamente a la cita.

La compañía subrayó que la celebración de la junta «era una necesidad para que la sociedad pueda continuar desarrollando su actividad con normalidad y alcanzar sus objetivos, en interés de todos sus accionistas y de sus restantes grupos de interés».

El grupo ha indicado que continuará monitorizando la evolución de la emergencia sanitaria y las medidas adoptadas por las autoridades al respecto y actualizará la información contenida en este anuncio en caso necesario, «buscando siempre el cumplimiento de la normativa vigente y la mejor protección de nuestros accionistas, empleados, clientes y proveedores».

Repsol someterá a su junta general las cuentas anuales de 2019 y la aplicación del resultado del ejercicio, que supondrá el abono el próximo mes de julio de un dividendo de 0,55 euros -que será satisfecho bajo la fórmula de ‘scrip dividend’-, con el que completará así la retribución a cuenta de 0,45 euros pagada el pasado mes de enero y permitirá alcanzar el objetivo de un euro recogido en su actual plan estratégico.

No obstante, ya no se incluye en el orden del día la propuesta de reducción del 5% de la cifra del capital social de la compañía a 31 de diciembre de 2018 que acordó en julio del año pasado, y que representaba una mejora en la retribución de los accionistas a través de recompra de acciones, debido a la actual situación de los mercados y las circunstancias sobrevenidas como consecuencia del Covid-19.

Asimismo, se propondrá a los accionistas la aprobación de tres nuevos ciclos adicionales del plan de compra de acciones por los beneficiarios de los programas de incentivo a largo plazo y el visto bueno a un nuevo programa de incentivo a largo plazo.

Comentar ()