Economía | Empresas CRISIS DEL CORONAVIRUS

Nissan pierde 5.670 millones en el año fiscal por el impacto del coronavirus

Logotipo de Nissan.

Logotipo de Nissan. EFE

El fabricante japonés de automóviles Nissan, que ha comunicado este jueves su decisión de cerrar su planta de Barcelona, cerró su año fiscal, finalizado el 31 de marzo, con unas pérdidas netas atribuidas de 671.200 millones de yenes (5.688 millones de euros al cambio actual), en comparación con las ganancias de 319.100 millones de yenes (2.704 millones de euros) del año previo.

Nissan explicó que su negocio se vio afectado durante el final del pasado ejercicio fiscal por el impacto del coronavirus, que tuvo un efecto negativo tanto sobre sus ventas como sobre sus volúmenes de producción en todas las áreas geográficas en las que opera.

A pesar de finalizar el ejercicio 2019-2020 con pérdidas, la compañía, que presenta este jueves su nuevo plan estratégico para los próximos tres años, indicó que cuenta con una posición de liquidez «suficiente» para superar esta complicada situación por la que atraviesa la industria.

Entre abril de 2019 y marzo de 2020, la firma nipona facturó 9,87 billones de yenes (83.720 millones de euros), lo que representa una disminución del 14,6% si se compara con los datos recopilados en el año precedente.

El resultado operativo anual de la multinacional automovilística fue negativo por 40.500 millones de yenes (343 millones de euros), frente a los ‘números negros’ de 318.200 millones de yenes (2.696 millones de euros) del año anterior.

La corporación asiática culminó el ejercicio fiscal 2019-2020 con un margen operativo negativo del 0,4%, mientras que en el año previo el porcentaje fue un 2,7% positivo. Como consecuencia de la crisis del coronavirus, la firma cerró financiación adicional por 712.600 millones de yenes (6.038 millones de euros).

En cuanto a su volumen mundial de matriculaciones, Nissan comercializó 4,93 millones de vehículos durante los doce meses fiscales pasado, lo que se traduce en una reducción del 10,6% en la comparativa interanual.

De cara al año fiscal que finaliza en marzo de 2021, la compañía automovilística anticipa una caída de las ventas mundiales de vehículos de hasta el 20% por el Covid-19. Respecto a la evolución de su negocio, la empresa indicó que está evaluando el impacto de la pandemia sobre sus operaciones y que presentará sus previsiones definitivas cuando pueda hacer un cálculo razonable.

Comentar ()