Economía | Transporte

Renfe adjudica a CAF el primer contrato de renovación de flota por 258 millones

El contrato incluye el suministro de 31 nuevos trenes de vía estrecha y seis de Cercanías

Renfe

Renfe Renfe

Renfe ha adjudicado a CAF el primer contrato del plan de renovación de su flota, el que abarca el suministro de 31 nuevos trenes de vía estrecha y seis de Cercanías, además del posterior mantenimiento de parte de los vehículos, por un importe de 258 millones de euros, según informó la operadora.

Se trata de la primera compra de nuevos trenes de la compañía ferroviaria pública en más de tres años, desde que a finales de 2016 adjudicó el pedido de sus nuevos trenes AVE a Talgo.

El contrato, adjudicado en la reunión del consejo de administración de este lunes, se enmarca en el plan de renovación de la flota que Renfe mantiene a pesar de la crisis con el fin de «rejuvenecer su parque de trenes, aumentar su eficiencia y mejorar su fiabilidad y accesibilidad».

En concreto, el contrato incluye el suministro de 31 nuevos trenes de vía estrecha que sustituirán a parte de los heredados de la extinta Feve, con los que se presta servicio de Cercanías en Asturias, Cantabria, País Vasco, Galicia, Castilla y León y Murcia.

De estos trenes, 26 serán eléctricos y otros cinco, híbridos, esto es, podrán circular tanto con tracción eléctrica como diésel.

Los vehículos que suministrará CAF tendrán capacidad para circular a una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora y podrán circular con dos o tres coches, con el fin de adaptarse mejor a la demanda.

También dispondrán de espacio para transportar bicicletas y de un sistema de ‘ultima milla’, esto es, contarán con baterías para garantizar su circulación ante eventuales fallos de suministro eléctrico durante su recorrido.

Renfe calcula que estos vehículos permitirán reducir desde 28 hasta quince años la antigüedad media de su parque de trenes de vía estrecha.

El contrato incluye además una opción de compra por la que la operadora podrá comprar seis trenes más eléctricos y una unidad adicional híbrida.

La otra parte del contrato supone el suministro de seis trenes de Cercanías que se destinarán a reemplazar los que actualmente circulan por la línea C-9 de Cercanías Madrid, la que conecta la localidad de Cercedilla con el Puerto de Cotos, en la Sierra de Guadarrama.

Renfe se reservará trabajo de mantenimiento

No obstante, en lo que al mantenimiento se refiere, al contrario de lo ocurrido en los pedidos trenes suscritos en las últimas décadas, el adjudicatario sólo participará en estos trabajos de parte de la flota que suministre y no de su totalidad.

En concreto, CAF realizará junto con Renfe, a través de la sociedad conjunta que tienen ambas empresas, el mantenimiento de doce de los 31 trenes de vía estrecha y de los seis de Cercanías, en ambos casos durante quince años.

El correspondiente al resto de los trenes lo asumirá Renfe, si bien podrá decidir si lo acomete con medios propios de sus talleres o si cuenta con el fabricante.

Trenes para servicio público

Renfe mantiene el plan de inversión en nuevos trenes a pesar de la crisis, dado que el nuevo material rodante es para los servicios públicos de Cercanías y Media Distancia, los que tiene encomendados por el Estado para los próximos diez años y por los que recibe una aportación pública de unos 1.000 millones de euros anuales.

La operadora levantó además el pasado mes de mayo financiación por importe de 320 millones de euros con el BEI para ayudar a costear este plan de compra de trenes.

Entre el resto de los pedidos licitados y pendientes de contratación de este plan de compra de trenes de Renfe figura el que está considerado como contrato ‘estrella’, que comprende el suministro de 211 unidades de Cercanías y su mantenimiento, valorado en 2.756 millones de euros.

La crisis sanitaria y el estado de alarma ha generado cierto retraso en el proceso de tramitación de los concursos públicos para la adjudicación de estos contratos.

De hecho, dos de ellos vieron aplazada la fecha de presentación de ofertas por parte de los fabricantes interesados por coincidir durante el estado de alarma.

Se trata del contrato de compra de 105 trenes de Media Distancia (regionales), valorado en 1.322 millones de euros, y el del suministro de los que serán los primeros trenes de Cercanías híbridos, esto es, capaces de combinar la tracción diésel y eléctrica, y también de eje variable, para de circular también por líneas AVE. Este pedido abarca la adquisición de 38 unidades por un importe de 474 millones de euros.

De su lado, con la consecución de este contrato, CAF refuerza su cartera de pedidos en el mercado doméstico, actualmente en niveles récord de unos 9.000 millones de euros, tras los distintos contratos de suministro de trenes y autobuses logrados en los últimos años en el exterior.

Comentar ()