Economía

Gobierno, sindicatos y patronal negociarán cómo delimitar los sectores que puedan prorrogar los ERTE

La mesa del diálogo social retomará las reuniones este viernes en Palma

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a los representantes empresariales y sindicales en el Palacio de la Moncloa. EFE/Chema Moya

Con el inicio del nuevo curso, la mesa del diálogo social retomará las reuniones para lograr un acuerdo que permita prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Una prórroga que, en principio, podría no tener una fecha de caducidad como las anteriores, según indicó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz: “¿Por qué le voy a poner fecha?”, se preguntaba la semana pasada.

La reunión entre Gobierno, sindicatos y patronal tendrá lugar en Baleares. El lugar no es baladí, las islas han sufrido de forma más intensa las restricciones de movilidad y la ausencia de turistas extranjeros. Desde Trabajo se entiende la elección de Palma como un guiño al sector turístico y como una señal de apoyo a la hostelería y la restauración.

El foco del acuerdo estará ahí, en los sectores y regiones más afectados, reconocen fuentes cercanas a la negociación. Si bien en la anterior prórroga no se habló de actividades concretas, varias voces del Gobierno, entre ellas la titular de Trabajo y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, sí han subrayado que las personas que siguen en un ERTE “están en unos sectores concretos”.

Limitar sectores

Según los últimos datos publicados por el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, el 18% de los trabajadores en ERTE se concentran en cuatro sectores: los servicios de alojamiento, las actividades artísticas, el transporte aéreo y las agencias de viaje y turismo. Estas actividades suman más de 150.000 personas en un expediente de regulación temporal de empleo.

Esta será una de las mayores dificultades de la mesa de diálogo social, delimitar qué sectores podrán seguir acogiéndose a las exoneraciones de las cotizaciones sociales, así como en qué porcentaje lo harán. Fuentes cercanas al Ministerio de Trabajo apuntan a que se va a prestar especial atención al turismo, pero dejan en manos de la mesa de diálogo social cómo se va a hacer. La ministra Díaz aseguró que no se iba a negociar “con líneas rojas”.

Cabe recordar que en la anterior prórroga, el Ministerio no limitó a sectores concretos, sino que hablaba de aquellos afectados por restricciones, entre los que por ejemplo se incluirían comercio o salas de conciertos. Según apuntaron fuentes de la negociación, era muy difícil poner los límites entre sectores, algo en lo que se vuelve a insistir.

Por otra parte, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat) ha vuelto a reclamar que el turismo cuente con unos ERTE especiales para el sector. Los hoteleros piden que se exonere la totalidad de la cuota de los trabajadores que no pueden reincorporarse al trabajo porque sigue sin haber actividad.

Incentivos a la contratación

Sin embargo, el planteamiento del Gobierno parece que va en sentido contrario. Calviño ha hecho referencia a “crear incentivos a la contratación”, es decir, a exonerar parte de las cotizaciones cuando los trabajadores se reincorporen a sus puestos de trabajo. La titular de Economía ha instado en varias ocasiones a acercar el sistema de los ERTE al modelo alemán, para recuperar más puestos de trabajo aunque sea con jornadas más cortas. En este sentido, Yolanda Díaz señaló que ya se está haciendo y que muchas empresas están optando por recuperar a trabajadores en ERTE con reducciones de jornada a medida que se ha ido recuperando la actividad.

Actualmente, en los ERTE en los que hay trabajadores que se han reincorporado y otros que siguen en suspensión de empleo, las exoneraciones son mayores para aquellos que han vuelto a trabajar, excepto en los nuevos expedientes a causa de los rebrotes. Según el último acuerdo, las exoneraciones para las empresas de menos de 50 trabajadores alcanzan el 60% por los empleados que vuelven a la actividad y el 35% para los que siguen en el ERTE, mientras que para las de más de 50 trabajadores se exonera el 40% por cada trabajador que se reincorpora a su puesto y el 25% por el que siga en el ERTE.

Comentar ()