Como en cada crisis económica, los efectos de la desaceleración producida por la pandemia se ceban con los jóvenes. España vuelve a encabezar el ranking europeo del desempleo juvenil, un logro tristemente recurrente que explicita la crudeza de la situación: el 41,7% de los jóvenes españoles no tienen trabajo.

Así lo reflejan los datos de Eurostat para el mes de julio, que esta semana recordó la Comisión Europea en sus redes sociales. Un tweet rápidamente viralizado por lo doloroso para el país, que se ubica lejísimos de la media europea -17%- y por detrás de países históricamente golpeados por este fenómeno, como Grecia -37,5%- o Italia -31,1%-.

En el extremo contrario, sólo el 5,7% de los jóvenes alemanes se encuentran actualmente en situación de desempleo. Otros cuatro países presentan una tasa por debajo del 10%: República Checa, Malta, Bulgaria y Polonia.

En general, la tasa de desempleo de la eurozona siguió subiendo en julio, con el inicio de la temporada de vacaciones de verano, con un incremento de dos décimas frente a junio, y se situó en el 7,9 % durante el séptimo mes de 2020, según informó este martes la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

En el conjunto de la Unión Europea (UE), el paro aumentó una décima, hasta el 7,2 %.

Julio estuvo marcado por una «cierta relajación» en las medidas de contención frente al coronavirus «en muchos Estados miembros», destacó Eurostat, que hoy revisó a la baja el dato de paro del área de la moneda común en junio y lo ubicó en el 7,7 %, frente al 7,8 % anunciado el 30 de julio.

En términos interanuales, el desempleo aumentó cuatro décimas en los diecinueve países del euro durante el séptimo mes de 2020 frente al mismo periodo de un año antes, en tanto que en los Veintisiete el incremento fue de 0,5 puntos.

Eurostat estimó que en julio había 15,19 millones de hombres y mujeres sin trabajo en la UE, de los que 12,8 se encontraban en la eurozona.

Comparado con junio, el número de parados avanzó en 336.000 individuos en el club comunitario y en 344.000 entre los socios del euro.

Por países, las mayores alzas se produjeron en Portugal (0,8 puntos, hasta el 8,1 %), Italia (0,4 puntos, hasta el 9,7 %) e Irlanda (0,4 puntos, hasta el 5 %), así como Francia (0,3 puntos, hasta el 6,9 %).