El compromiso con la sostenibilidad y el gobierno corporativo se ha convertido en uno de los grandes retos para Naturgy. Que ambos son dos pilares fundamentales para la compañía lo demuestran iniciativas decididas como la creación de una Comisión de Sostenibilidad, encargada de velar que se cumplan los avances en la denominada gestión ESG (medio ambiente, social y de buen gobierno corporativo, según sus siglas en inglés).

La compañía española es consciente, desde hace tiempo, de que la responsabilidad corporativa con los grupos de interés y la sostenibilidad «en su máxima expresión» son vitales para crear valor y construir un entorno de confianza con clientes, empleados y el conjunto de la sociedad.

La estrategia de Naturgy se basa en implantar actuaciones concretas en cada una de las áreas, especialmente en todo lo referente al cambio climático. En línea con el proceso de transformación iniciado en años anteriores, Naturgy emprendió en 2019 el desarrollo de su Plan de Sostenibilidad 2022. Su objetivo es aprovechar oportunidades en materia de sostenibilidad y desarrollar acciones. Todas ellas, «alineadas con los compromisos de la Política de Responsabilidad Corporativa y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que lleven a la generación de riqueza económica, social y ambiental».

Para ello se han establecido 30 acciones agrupadas en cuatro drivers: innovación para el cliente, compromiso y talento, la oportunidad de los retos medioambientales y las energías renovables, e integridad y confianza. De esta forma, las acciones de sostenibilidad de Naturgy se enmarcan en ocho áreas de actuación: integridad y transparencia; compromiso con los resultados; gestión responsable de medio ambiente; interés por las personas; seguridad y salud; cadena de suministro responsable; excelencia en el servicio; y compromiso social. 

Comisión de Sostenibilidad

«Continuaremos reforzando nuestro compromiso con la seguridad y la salud, así como nuestra Política de Responsabilidad Corporativa”, explicó el presidente de Naturgy, Francisco Reyes, durante la Junta de Accionistas celebrada a finales de mayo. Todo con el objetivo de “generar valor sostenible a largo plazo para todos nuestros públicos de interés y fortalecer nuestra compañía, siempre respetuosa con el medio ambiente».

En la Junta se informó a los accionistas de la creación de la Comisión de Sostenibilidad, encargada de velar y supervisar el papel de la compañía en la transición energética, así como de reforzar el compromiso del Consejo en esta materia. Esta Comisión se suma a la de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo y a la de Auditoría y Control. 

Los consejeros de la nueva Comisión son Helena Herrero (presidenta), Lucy Chadwick, Isabel Estapé, Claudi Santiago y José Antonio Torre de Silva. Entre otras funciones, se dedicará al análisis periódico de los indicadores en el ámbito medioambiental, de salud y seguridad, y de responsabilidad social; de las expectativas de los distintos grupos de interés del grupo; y la elaboración de los informes y propuestas de actuación, dentro de su ámbito, para la consideración del Consejo de Administración.

Actualmente, los temas relativos a la sostenibilidad son parte esencial de la agenda del Consejo de Administración de Naturgy como una de sus prioridades estratégicas. El hecho de que en el seno del propio Consejo se decidiese crear una Comisión de Sostenibilidad, y delegarle la responsabilidad de realizar la supervisión del cumplimiento de los objetivos marcados en materia de sostenibilidad, es una demostración del máximo compromiso del Consejo.

Compromiso social

El compromiso social de Naturgy se concretó en 2019, según se desprende de su último Informe de Responsabilidad Corporativa, en iniciativas y programas concretos de los cuales cerca del 98% fueron actuaciones sociales y culturales. Su actuación, detalla el documento, siguió cuatro líneas de actuación: acción social, voluntariado corporativo y participación de los empleados; relación con las comunidades; vulnerabilidad energética; o patrocinios, mecenazgo y donaciones. En cada una de ellas la empresa realizó contribuciones y acciones significativas.  

A lo largo de 2019, cerca de 1.100 empleados voluntarios de Naturgy de diferentes países (Argentina, Brasil, Chile, España…) y sus familias trabajaron en los programas de voluntariado social y ambiental del grupo desarrollados en España, Argentina, Brasil, Chile, México, Panamá y República Dominicana. En total, destinaron a estas tareas 6.600 horas. Sólo considerando los voluntariados ambientales de la Fundación Naturgy recuperaron hábitats naturales equivalentes a 15 campos de fútbol en los últimos cinco años.  

Los voluntarios energéticos de Naturgy en España atendieron a más de 4.000 familias vulnerables a lo largo del año pasado. Entre sus principales cometidos, destaca el asesoramiento para mejorar las condiciones de eficiencia energética de sus hogares y para ayudarles a adoptar un consumo responsable de la energía. Fruto de las auditorías realizadas por los voluntarios, se pudieron realizar también 250 rehabilitaciones energéticas en viviendas.

Más allá de estos empleados, es relevante mencionar también la actuación de Día Solidario, una asociación formada por cerca de 1.250 empleados en todo el mundo que donaron el año pasado en total 220.000 euros (cantidad que la empresa dobló) para conseguir financiar la educación de aproximadamente 450 estudiantes de enseñanza escolar, técnica y universitaria en diferentes países: México, Portugal, Panamá…

Medidas contra la vulnerabilidad energética

El compromiso de la energética con la sociedad también aborda la vulnerabilidad energética. La empresa ha desarrollado siempre una política proactiva contra la pobreza energética que reforzó en 2017 con el lanzamiento de su Plan de Vulnerabilidad Energética. En 2019, la empresa contaba con más de 176.000 clientes con bono social (descuento en la factura eléctrica regulado por el Gobierno) y atendió más de 73.000 llamadas de clientes vulnerables y más de 128.000 consultas de los servicios sociales. 

Por su parte, desde que comenzó el Plan de Vulnerabilidad, la Fundación Naturgy ha ayudado en total a más de 90.000 personas en situación de vulnerabilidad rehabilitando sus viviendas o ayudándolas a reducir sus facturas de luz y gas, entre otras actuaciones. El objetivo último es conseguir paliar la situación de vulnerabilidad y pobreza energética en España.