Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año cuentan con una partida presupuestaria de 11.527 millones de euros destinada a las infraestructuras, un importe que será sufragado al 59% por el presupuesto nacional y el restante 41% con cargo a los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea.

En concreto, del presupuesto nacional saldrán 6.832 millones de euros, lo que supone un incremento del 27,3% respecto al presupuesto base de 2020, mientras que el resto, 4.696 millones de euros, procederán del plan europeo, lo que permitirá más que duplicar los fondos comprometidos este año.

Según explica el Ejecutivo en el proyecto de Presupuestos presentado este jueves en el Congreso, el objetivo de la llamada partida de ‘Infraestructuras y ecosistemas resilientes’ es optimizar las inversiones e incrementar la resiliencia de la infraestructura ante nuevas demandas y retos, a la vez que preservar y proteger el capital natural del país.

La partida incluye tanto dotaciones destinadas a infraestructuras de transporte, como proyectos en conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad, preservación del espacio litoral y los recursos hídricos, movilidad sostenible, segura y conectada.

En este sentido, no solo participará en la ejecución de estos fondos el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, sino también el de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que percibirán 8.030 millones de euros y 3.182 millones, respectivamente.

La inversión ferroviaria copa el 41%

Parte de los fondos de esta partida se destinarán a transferencias a entidades públicas para que realicen actuaciones inversoras en materia de transportes, como Adif, que percibirá 675 millones de euros; Adif-Alta Velocidad, otros 1.285 millones de euros; Enaire, 29 millones de euros, Renfe Viajeros, 13 millones de euros; y Puertos del Estado, 140 millones de euros.

Por áreas de actuación, las obras en carreteras concentrarán un gasto de 989 millones de euros, junto con otros 1.033 millones para al conservación viaria y 154 millones destinados a Seittsa, la entidad pública creada para la ejecución de infraestructuras de carreteras.

La inversión en la infraestructura ferroviaria alcanzará los 4.737 millones de euros, el 41% del total ; la de Puertos, 1.003 millones; Aeropuertos, 1.059 millones; la Hidráulica, 766 millones; y la de Costas y Medioambientales, 229 millones.