Economía

Repsol gana terreno a las eléctricas y supera los 1,1 millones de clientes de luz y gas

La petrolera, que entró en el negocio eléctrico en 2018 con una cartera de 750.000 clientes por la operación con Viesgo, se sitúa hoy entre las cinco grandes eléctricas en número de consumidores

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz. EP

Repsol sigue ganando terreno a las grandes eléctricas. La compañía, que inició su actividad justo hace dos años, ha logrado superar la barrera de los 1,1 millones de clientes en luz y gas.

Fue el 2 de noviembre de 2018 cuando nació Repsol Electricidad. Su meta: convertirse en un actor relevante del mercado eléctrico español y reforzar a la multinacional como proveedor multienergía, con generación de bajas emisiones.

La compañía no partió, ni mucho menos, de la nada. La compra de activos de Viesgo le dio una cartera de 750.000 clientes y 2.950 megavatios (MW) de generación de bajas emisiones. Repsol se incorporaba así como operador al sector con una visión industrial a largo plazo y con intención de invertir en España y en el extranjero, fomentando la competencia. En este tiempo, la cartera ha crecido un 46% y se ha colocado entre las cinco grandes en número de clientes, según recuerda Europa Press.

Durante los dos últimos años, Repsol ha trabajado para transformarse en una compañía multienergética. Su objetivo es convertirse en un grupo cero emisiones netas para el año 2050. Una meta que confirmarán el 26 de noviembre durante la presentación del Plan Estratégico 2020-2025.

«Como un pilar importante en esta estrategia, hemos desarrollado todo el negocio de renovables. Hemos tomado el equipo, tenemos 2GW en proyectos en España, hemos dado recientemente nuestro primer paso internacional en Chile y seguiremos adelante», expone María Victoria Zingoni, directora general de Negocios Comerciales y Química del grupo, y presidenta de Repsol Electricidad y Gas.

Seis proyectos en España

Repsol Electricidad y Gas cuenta hoy con casi 3.000 MW de capacidad total instalada y seis proyectos de renovables en marcha en España. De ellos, tres son eólicos (Delta, con 335 MW, Delta 2, con 860 MW y PI, 175 MW) y otros tres fotovoltaicos (Valdesolar con 264 MW, Kappa con 126 MW,y Sigma con 204 MW).

La petrolera, además, participa en uno de los parques eólicos flotantes sumergibles «más grandes del mundo», el Windfloat Atlantic, que ya está operativo. En julio cerró un acuerdo con el Grupo Iberólica Renovables que le ha dado acceso a una cartera de proyectos en Chile de más de 1.600 MW hasta 2025 y con la posibilidad de superar los 2.600 MW en 2030.

Diciembre de 2019 también fue un mes importante para la compañía. Anunció su meta de cero emisiones netas en 2050, comenzó las obras de su primer parque eólico en España (el proyecto Delta, en Aragón, que está generando electricidad) y lanzó Solify, una solución integral de autogeneración de energía fotovoltaica para particulares y empresas.

Poco después, en febrero de 2020, incorporó a su cartera de activos renovables el Delta 2. Un proyecto con el que construirán otros 26 parques eólicos en Aragón y que darán electricidad a 1,8 millones de personas. En abril la compañía comenzó las obras de su primer parque fotovoltaico, Kappa, en Ciudad Real, y en julio el de Valcaballeros (Badajoz), el mayor de Repsol hasta la fecha.

En esta carrera por las renovables, Repsol también ha firmado alianzas con socios como El Corte Inglés y Kutxabank.

Comentar ()