Economía

Las aerolíneas son las únicas empresas del turismo que siguen engordando los ERTE

El transporte aéreo siguió sumando en octubre más trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo

Pasajeros con sus maletas en las instalaciones de la Terminal T4 del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. EUROPA PRESS

La pandemia sigue sacudiendo al sector aéreo español. Tras una primera ola con una paralización casi total de los vuelos y un verano frustrado por los vetos y los rebrotes, las aerolíneas se enfrentan ahora a los nuevos confinamientos de los países europeos. Los datos de afiliación de octubre reflejan que el transporte aéreo fue la única rama del turismo con más empleados en ERTE que en septiembre.

Según la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), durante el primer estado de alarma el 60% de las plantillas de las aerolíneas estaba en ERTE. Un trabajador en Expediente de Regulación Temporal de Empleo sigue afiliado a la seguridad social y no cuenta como parado. Las compañías tenían las esperanzas puestas en el verano para recuperar parte de su actividad. Pero las restricciones, los vetos europeos y las cuarentenas a viajeros «frenaron al sector y no permitió levantar el vuelco».

El sector aéreo acumuló a finales de octubre 15.466 empleados en ERTE, 570 más que en septiembre

En agosto la demanda internacional de pasajeros cayó un 75,2% respecto al 2019. En septiembre el desplome fue del 72,8%. Para entonces España ya había perdido casi un millón de vuelos, 149 millones de pasajeros aéreos y sólo el 44% de los empleados afectados por los ERTE se había reincorporado a su puesto.

«Hemos chocado contra un muro en la recuperación de la industria. Un resurgimiento de los brotes de Covid-19, particularmente en Europa y los EEUU, combinado con la dependencia de los gobiernos del instrumento contundente de la cuarentena en ausencia de regímenes de prueba alineados a nivel mundial, ha detenido el impulso hacia la reapertura de las fronteras para viajar», aseguró la semana pasada Alexandre de Juniac, consejero delegado de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Si en septiembre había en España 316.485 empleados del turismo con ERTE, en octubre la cifra cayó a los 269.208 trabajadores. Casi un 15% menos. De un mes para otro, los servicios de alojamiento, los de comidas y bebidas, las agencias de viajes y operadoras y las actividades deportivas, recreativas y de entretenimiento redujeron el número de profesionales con expediente de regulación. Sólo aumentó en el transporte aéreo: de 14.896 personas en septiembre a 15.466 en octubre.  

Para Javier Blasco, director de Adecco Group Institute, esta pequeña subida de los ERTE podría explicarse a que el transporte aéreo es un sector concentrado en pocas empresas y cualquier movimiento de una sola aerolínea con los ERTE podría provocar este efecto estadístico. También vincula los nuevos expedientes al transporte aéreo de turistas y no al de mercancías.

Un invierno «difícil»

Otro mal dato del turismo fue el número de afiliados a la seguridad social en octubre: 81.000 personas menos. Una caída del 12,5% respecto a octubre del año pasado. «De cara a los próximos meses, prevemos que se ralentice la gradual recuperación del mercado laboral en conjunto, pudiéndose revertir en aquellos sectores más afectados por los rebrotes», apunta CaixaBank Research.

La patronal ALA asegura que los confinamientos perimetrales en España y los del resto de países europeos vaticinan un otoño e invierno más difíciles, con las compañías adaptando sus recursos a la demanda de actividad. Por ello, las aerolíneas presionan al Gobierno para que extienda los ERTE hasta la Semana Santa de 2021.

Comentar ()