La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha actualizado sus perspectivas económicas para España pronosticando una caída del PIB para 2020 menor de lo estimado anteriormente pese a la segunda ola del Covid-19, así como un menor incremento de la tasa de paro, al tiempo que ha mantenido sin cambios la previsión de crecimiento de la economía para 2021.

En la edición de diciembre de su informe bienal Perspectiva Económica, publicada este martes, el think tank de los países desarrollados ha atribuido a España una caída del 11,6% de su PIB para este año, ligeramente por encima del descenso del 11,2% que espera el Gobierno. Por otro lado, la OCDE prevé un crecimiento económico del 5% en 2021 y del 4% en 2022. Es decir, que España no recuperará su PIB previo a la pandemia hasta 2023.

En junio, la última vez que la OCDE ofreció pronósticos para España, el organismo consideraba que la economía se hundiría un 11,1% en caso de que solo hubiera habido una oleada de la pandemia y un 14,4% si se producían dos oleadas. Dado que finalmente sí han sucedido dos oleadas, la mejora del pronóstico es de casi tres puntos porcentuales, informa Europa Press.

Con respecto a 2021, la estimación anterior era del 7,5% para una sola oleada y del 5% si se producía un rebrote. De esta forma, la OCDE ha mantenido su previsión. En junio, el organismo no ofreció perspectivas para 2022, por lo que el crecimiento del 4% asignado este martes no tiene comparación.

«Las restricciones localizadas para atajar los brotes de Covid-19 y la continua disrupción de los viajes y el turismo serán un lastre para la recuperación hasta que una vacuna efectiva esté ampliamente desplegada», ha afirmado la OCDE. El organismo presidido por el mexicano Ángel Gurría ha explicado que la «elevada incertidumbre» y las condiciones «adversas» del mercado laboral afectarán negativamente al consumo, mientras que la recuperación de la demanda externa ayudará al crecimiento económico en 2021 y 2022.

Paro del 16% este año

En lo que respecta al mercado laboral, los nuevos pronósticos de la OCDE también son mejores que sus estimaciones de junio. Ahora, el organismo con sede en París prevé que la tasa de paro se situará en el 15,8% este año, que se elevará hasta el 17,4% en 2021 y que descenderá levemente hasta el 16,9% en 2022.

En su informe anterior, la OCDE consideraba que el paro se situaría este año en el 19,2% en caso de una sola oleada y en el 20,1% en caso de dos. De esta forma, la mejora ha sido de 4,3 puntos porcentuales. Para 2021, la institución esperaba un paro de entre el 18,7% y el 21,9%, según hubieran ocurrido una o dos oleadas.

«Aunque la extensión de los esquemas de reducción de empleo (ERTE) ayudarán a los sectores más afectados, deberían acompañarse de más formación y de políticas laborales más activas para preparar la reasignación de recursos entre empresas y sectores», ha alertado el ‘think tank’.

El organismo también ha asegurado que, aunque los indicadores de actividad del sector manufacturero siguen recuperándose, los de los servicios mantienen su descenso. Además, la recuperación ha sido desigual, ya que la mayoría de los trabajadores que siguen afectados por algún ERTE se concentran «en regiones y sectores más afectados por la crisis».

Con respecto al resto de indicadores macroeconómicos, la OCDE estima que la ratio de deuda rondará el 120% del PIB durante los próximos dos años. Además, el déficit escalará hasta el 11,7% en 2020 y se reducirá gradualmente hasta el 9% en 2021 y el 6,6% en 2022.