Economía

Los servicios públicos cargan con el peso de la creación de empleo en la pandemia

La Seguridad Social ha registrado 31.000 afiliados más de media en noviembre. La mayoría de ocupados pertenecen a la educación y a la administración pública.

Personal sanitario, a las puertas de un hospital madrileño agradeciendo las muestras de cariño de la ciudadanía.

Personal sanitario, a las puertas de un hospital madrileño agradeciendo las muestras de cariño de la ciudadanía. EP

Los datos de empleo del mes de noviembre demuestran que la segunda ola del coronavirus, con restricciones más limitadas y diferentes entre las comunidades autónomas, está teniendo un efecto más leve sobre el mercado laboral. Con todo, el paro sigue creciendo y la Seguridad Social gana afiliados medios, pero se reducen si se observa la cifra de cotizantes a cierre del mes.

La temporalidad es una de las señas de identidad del trabajo en España, y aunque organismos internacionales insisten en que son necesarias reformas estructurales, lo cierto es que noviembre terminó con 11.000 afiliados menos que octubre. Todo, pese a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y los créditos con aval público, concedidos por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) que alivian, en materia de liquidez, la situación de muchas empresas.

Según los datos presentados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, algunos sectores han recuperado el número de afiliados que tenían antes de la pandemia. Es el caso del suministro de energía, así como el de agua o el de información y comunicación. Sin embargo, los únicos sectores que crecen sustancialmente entre febrero y noviembre de este año son los asociados a los servicios públicos.

Si se observa el siguiente gráfico, destacan los crecimientos de afiliados en Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, en Administraciones públicas, Defensa y Seguridad Social y también en Educación. De hecho, el incremento en Administraciones públicas supone el 40% del crecimiento medio de afiliados en el mes de noviembre.

Es decir, la gran mayoría del empleo que se ha creado durante los meses que dura la pandemia ha sido en servicios públicos, ya sea por los refuerzos sanitarios, por la vuelta al colegio en septiembre o en otros órganos de la administración pública.

Crecimiento de los ERTE

Los datos de afiliación reflejan que el sector privado está sufriendo menos que hace unos meses pero está lejos de recuperar los niveles previos a la pandemia. Por otra parte, los afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) vuelven a crecer tras los descensos de los últimos meses.

Entre los afectados medios en ERTE del 31 de octubre y los del 1 de diciembre hay una diferencia de más de 18.000 personas. Si se tiene en cuenta la cifra media de todo el mes de octubre y todo el mes de noviembre, hay unas 80.000 personas más afectadas en un expediente.

Con todo, desde el Ministerio afirman que el nivel de trabajadores en ERTE se ha ido “estabilizando” en las 700.000 personas y defienden “los nuevos mecanismos de protección de rentas y empleo”.

Paro

En el mes de noviembre, 25.269 personas más se han registrado como desempleados y el número de parados asciende a 3.851.312. Se trata del peor dato desde noviembre de 2012, cuando el paro rozaba los 5 millones de desempleados. Desde entonces, el número de parados en el penúltimo mes del año, se había ido reduciendo con respecto al año precedente. En términos absolutos, la cifra de parados del pasado mes de noviembre es la peor desde 2015.

Comentar ()