El ex ministro Miguel Sebastián ha tachado de «tramposo» que «se utilice el término de armonización fiscal» en relación a la aplicación del impuesto de patrimonio en distintas comunidades «si se cree en el modelo federal».

Preguntado durante un encuentro organizado por la Universidad de Vigo (UVigo), el que fuera ministro durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero ha considerado «tramposo» que «se use el término de armonización fiscal» para «hablar del impuesto de patrimonio».

En este sentido, Miguel Sebastián ha afirmado que si «se cree en el modelo federal» y en que «parte de la autonomía se tiene que traducir en la autonomía fiscal» se debe respetar que «las comunidades autónomas que tienen esos impuestos hagan lo que quieran de acuerdo con sus votantes», informa Europa Press.

En este sentido, ha reprobado que «un partido independentista catalán», en alusión velada a ERC, pida a Madrid que «tenga impuesto de patrimonio» y «no a Francia que le queda más cerca». Así, ha denunciado que afirme que esta comunidad «le hace competencia fiscal» y se ha preguntado si otros países como Portugal y Francia no actúan del mismo modo.

Ventajas fiscales

En concreto, el preacuerdo alcanzado por el Gobierno de coalición con Esquerra Republicana para eliminar las ventajas fiscales en la Comunidad de Madrid y avanzar en la armonización fiscal es uno de los puntos que facilitaría el ‘sí’ de la formación catalana a los Presupuestos de 2021.

El preacuerdo incluye el fin del control financiero del Estado sobre Cataluña que puso en marcha el Gobierno del PP en 2015 y la creación de una comisión bilateral que busca acabar con lo que ERC define como el «paraíso fiscal» de Madrid.

Del mismo modo, Miguel Sebastián ha calificado de «sorprendente» y «escandaloso» que «hablen de armonización fiscal aquellos que tienen un tratamiento fiscal privilegiado» en relación al País Vasco.

Precisamente, el portavoz en el Congreso del PNV, Aitor Esteban, afirmó recientemente que el acuerdo entre el Gobierno de coalición y ERC para avanzar hacia una armonización fiscal «está bien» aunque recordó que Euskadi se rige por el Concierto Económico y está fuera del «régimen común».