Una docena de empresas ya ha devuelto las exoneraciones de las cuotas de la Seguridad Social que se les ha aplicado por estar sujetas a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), según ha podido saber El Independiente. En total, han renunciado ante la Tesorería General de la Seguridad Social a las rebajas en las cuotas de 1.180 trabajadores.

Los datos corresponden al periodo entre abril y noviembre de 2020, por lo que a cierre del año podrían haberse sumado más compañías. Cabe destacar que la devolución de las exoneraciones es una de las vías que tienen los empresarios para evitar la cláusula de mantenimiento del empleo a la que están obligados por acogerse a un ERTE.

No obstante, el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, negó en la última rueda de prensa relativa a los datos de empleo y afiliación que esto estuviese sucediendo ya que no se estaba reflejando en los datos de cotizantes.

La normativa de los ERTE obliga a las empresas a mantener a la totalidad de su plantilla durante los seis meses posteriores a la reincorporación del primer trabajador. Sin embargo, hay excepciones. Si la compañía está en riesgo de un concurso de acreedores, puede despedir. También puede hacerlo de forma procedente o si devuelve todas las exoneraciones de las que se haya beneficiado, no solo las de los trabajadores de los que vaya a prescindir, sino la totalidad de las que se haya beneficiado.

Prórroga de los ERTE

Precisamente esta cláusula es la que está dilatando el acuerdo para una nueva prórroga de los expedientes. Y es que la patronal ha pedido flexibilidad para las empresas que están pasando por dificultades para mantener a la plantilla y que muy difícilmente podrán reincorporarla. Según los últimos datos de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, más de 755.000 trabajadores siguen incluidos en un expediente de este tipo.

La cláusula de mantenimiento del empleo está dilatando el acuerdo para una nueva prórroga de los ERTE»

Fuentes del diálogo social explican que la CEOE estaría a favor de devolver las cuotas exoneradas por los trabajadores que se despidan, pero no de todas las bonificaciones, tal como está estipulado en la actualidad.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha sido tajante con respecto a este asunto. «No se han destinado 14.000 millones de euros a mantener el empleo para que las empresas puedan despedir», afirmaba hace unos días, haciendo referencia al coste que han tenido los ERTE para las arcas públicas.

Nuevo documento

Aunque la voluntad del Ministerio de Trabajo y Economía Social era la de cerrar un acuerdo antes del día 15, lo cierto es que los agentes sociales están valorando una nueva propuesta del departamento de Díaz. Según ha podido saber este periódico, incluye cambios en el número de sectores ultraprotegidos, es decir, aquellos que el Gobierno considera más afectados por la pandemia y cuentan con mayores exoneraciones.

Al ampliar el abanico de ramas que se benefician de mayores ventajas en las cuotas, Trabajo espera conseguir el visto bueno de la CEOE y poder aprobar una nueva prórroga este martes en el Consejo de Ministros.