Economía | Empresas

Las energéticas provisionan más de 6.000 millones para indemnizaciones a empleados y litigios

Iberdrola es la empresa que más dinero se guarda con 762 millones

Torre de electricidad del tendido eléctrico español

EUROPA PRESS

Las empresas del sector energético afrontan un duro año por los efectos que aún deja la pandemia. Como ya contó este medio, varias compañías eléctricas y de gas han guardado una partida especial para los posibles impagos de los clientes ante la crisis del coronavirus. 

Pero, además, han dejado en caja más de 6.000 millones para posibles indemnizaciones a otras compañías en caso de perder litigios y para abonar finiquitos o ajustes de salarios por despidos o acuerdos de salidas de trabajadores pactadas.

Iberdrola, es la compañía que más dinero ha provisionado para hacer frente a estos posibles pagos con un total de 3.086 millones. La compañía dirigida por Sánchez Galán decidió guardarse en la hucha 762 millones para litigios e indemnizaciones a gobiernos y empresas y otros 2.318 millones de euros para los pagos de “pensiones y obligaciones similares”. 

La eléctrica, en su apartado de provisiones para pensiones, destinó 385 millones de euros para su división de España, aunque no es la que región que más dinero ha requerido. Por ejemplo, la filial de Estados Unidos provisiona 871 millones de euros mientras que se han dejado en las arcas 615 millones para Reino Unido. No obstante, la cantidad es algo inferior a la del año anterior, cuando se destinaron 2.686 millones de euros

En cuanto a los litigios, la eléctrica recalca que “mantiene provisiones para hacer frente a responsabilidades nacidas de litigios en curso y por indemnizaciones, así como por obligaciones, avales u otras garantías similares y otras constituidas en cobertura de riesgos medioambientales”.

En su informe financiero anual, la sociedad señala que en el caso de España, en junio de 2020 se iniciaron por parte de la Inspección tributaria de la Agencia Española de Administración Tributaria (AEAT) procedimientos de comprobación parcial (por los ejercicios 2012 a 2014) y de comprobación general (por los ejercicios 2015 a 2017) para los principales impuestos corporativos que resultan de aplicación a las actividades de las diferentes divisiones. 

Además, tiene abiertas otras causas en Estados Unidos, Reino Unido y Brasil. De hecho, Iberdrola subraya que en este último país existe un número elevado de litigios y procesos administrativos y judiciales a pesar de que “el grupo considera probable obtener una resolución final favorable”. 

Naturgy contempla 579 millones para litigios

Por otra parte, Naturgy, que perdió 347 millones tras revisar activos y un marco regulatorio desfavorable, también guardó un buen pellizco de sus ingresos para posibles indemnizaciones en litigios. 

En concreto, la compañía revela en sus cuentas anuales que deja 579 millones para obligaciones derivadas principalmente de reclamaciones fiscales, litigios y arbitrajes, seguros y otras responsabilidades”.

Respecto a las provisiones por obligaciones con el personal, Naturgy explica que destina 459 millones, casi 80 millones de euros menos que el año anterior. En el marco de su plan estratégico, se implementó un nuevo plan de incentivos a largo plazo para los directivos de Naturgy, “cuya finalidad es la de alinear los intereses de los accionistas, la materialización de la hoja de ruta y la retribución variable plurianual de los directivos.”

Repsol, con diversos frentes abiertos

Por su parte, A 31 de diciembre de 2020, el saldo de Repsol incluye provisiones por litigios por un importe total de 891 millones de euros (948 millones de euros al 31 de diciembre de 2019). A continuación, se desglosa el resumen de los procedimientos judiciales o arbitrales más significativos.

En concreto, mantiene litigios en Reino Unido a cuenta de la compra de Talismman desde 2015. La disputa versa sobre hechos que tuvieron lugar en 2012, antes de la adquisición de Talisman por Repsol en 2015, y no implica ninguna acción llevada a cabo por Repsol. La empresa petrolera mantiene abierto también el litigio del Río Passaic, un juicio que se extiende más de dos décadas en el tiempo.

Respecto a las provisiones por personal, las cuentas anuales reflejan un total de 476 millones de euros, entre los que destacan los planes de pensiones o retribuciones a directivos. 

Endesa, por su parte, no hace referencia a provisiones pendientes para posibles litigios aunque sí desvela que durante 2020 aprovisionó de cara a este año un total de 470 millones de euros para las indemnizaciones a sus empleados. 

Respecto a Enagás, tal y como reflejan sus cuentas anuales, la compañía decidió provisionar más de 26 millones para hacer frente a pagos en sus litigios abiertos. La empresa gasista ha triplicado la cifra respecto a 2019. No obstante, la cotizada española no especifica las causas pendientes en el último informe consolidado publicado. En lo que se refiere a las indemnizaciones la empresa ahorró casi cinco millones de euros para el pago de pensiones y otras retribuciones extra a sus empleados.

Comentar ()