Economía | Empresas

Endesa e Iberdrola se blindan con un escudo de 170 millones para hacer frente a la morosidad de sus clientes por la pandemia

Naturgy y Repsol también reservan una cantidad para posibles impagos aunque no lo especifican en sus cuentas

Imagen de la sede de Iberdrola. en Madrid

Europa Press

El sector energético que cotiza en el Ibex 35 ha rendido cuentas de 2020, marcado por la pandemia. A pesar de que Naturgy y Repsol presentaron pérdidas por revisión de activos y ajustes de producción y exploración respectivamente, los datos son optimistas.

Tanto Iberdrola como Endesa pasaron con nota este jueves y registraron beneficios. En concreto, la compañía liderada por Sánchez Galán ganó 3.611 millones de euros y la empresa gobernada por José Damián Bogas obtuvo un beneficio neto de 1.934 millones de euros. Ambas cotizadas aumentarán sus  beneficios tras cosechar estos buenos números. 

No obstante, el coronavirus ha lastrado el negocio de todas las compañías. Una de las causas directas para las empresas comercializadoras y que facturan a clientes comerciales de la llegada de la crisis es el riesgo de impagos. Por eso, las corporaciones del Ibex 35 han provisionado una mayor cantidad de dinero para hacer frente a la morosidad de los usuarios de luz y de gas. 

Iberdrola, en la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha incrementado las amortizaciones un 5,8% como consecuencia de la actividad del grupo y “sobre todo, por el incremento de morosidad provocada por el coronavirus”. 

La compañía remarca que ha aumentado la partida hasta los 124 millones de euros y que las mayores posiciones por posibles impagos aumentan un 41,7% por culpa de la pandemia.

Problemas en los mercados de financiación

Endesa, por su parte, indicó que durante el ejercicio 2020 las mayores provisiones registradas en clientes comerciales relacionadas con el impacto del coronavirus han ascendido a 50 millones de euros.

La empresa, a su vez, alerta de que si la situación de la pandemia no mejora podría tener problemas a la hora de acudir a los mercados financieros y, por tanto, “modificar las condiciones en las que obtiene esta financiación, afectando, consecuentemente a su actividad, resultados, situación financiera y flujos de caja”.

No obstante, la energética recuerda que, por ahora, Endesa cuenta “con una situación financiera sólida y líneas de crédito incondicionales contratadas con entidades de primer nivel disponibles por importes significativos”.

Naturgy, en cambio, prefiere no cuantificar las previsiones derivadas de los impagos del coronavirus y no ofrece datos específicos en sus cuentas de resultados. Pese a ello, fuentes de la compañía admiten que se producirán “impagos por parte de clientes” debido a la difícil situación que atraviesan. La energética ha provisionado de cara a 2021 246 millones de euros frente a los 291 millones que destinó hace dos años.

Otras empresas como Repsol confirman que no contemplan un impacto significativo en este aspecto debido a que el clientes es diferente al del resto de las empresas del sector del Ibex 35.

Prohibición de cortes de luz

En este contexto, cabe recordar que mientras siga vigente el estado de alarma, las empresas tienen prohibidos los cortes de suministro para proteger a las familias vulnerables.

También se aplica dicha prohibición a la suspensión de suministro a aquellos consumidores que, no pudiendo acreditar la titularidad del contrato de suministro, cumplan con los requisitos que dan derecho al reconocimiento de la condición de consumidor vulnerable o vulnerable severo mediante acreditación por certificación de dicha circunstancia por los servicios sociales competentes o por mediadores sociales ante la empresa suministradora.

Comentar ()