Economía

El precio de la gasolina iguala al de la Semana Santa más cara de los últimos cinco años

El carburante encadena aumentos desde mediados de noviembre

Un boquerel de suministro de carburante en el surtidor de una gasolinera.

Un boquerel de suministro de carburante en el surtidor de una gasolinera. ep

Suma y sigue. Llenar el depósito del coche durante esta Semana Santa seguirá siendo más caro. Y eso que, en teoría, los españoles no podrán desplazarse a otras comunidades por motivos de ocio ya que el Gobierno decidió mantener las restricciones para evitar una nueva ola de contagios.

En concreto, la gasolina asciende a 1,32 euros el litro mientras que el diésel ya escala hasta los 1,19 euros. Estos incrementos suponen que se paguen 18 céntimos más por cada litro de combustible que en el inicio del puente de Todos los Santos. Traducido en euros: llenar un tanque de un turismo es casi 8 euros más caro que hace apenas cinco meses. 

Con esta nueva subida en el precio de la gasolina y del diésel, los españoles se enfrentarán a una de las festividades religiosas más caras del último lustro en este aspecto.Tan sólo en 2019, previo a la crisis del coronavirus, se ven unos precios similares. Ese año fue el último en el que millones de españoles pudieron realizar viajes por toda la geografía española sin restricciones. Por aquel entonces, el litro de gasolina costaba 1,32 euros mientras que el diésel se quedaba en los 1,23 euros.

La Semana Santa de 2017 fue la más barata en los últimos cinco años. En concreto, los españoles que pusieron combustible a sus coches pagaron hasta 0,09 euros menos por litro que en la actualidad. Por aquellos entonces, el litro de gasolina tenía un coste de 1,23 euros mientras que el diésel no superaba los 1,10 euros. 

Cabe recordar que el cliente final tiene que pagar más de un 50% en concepto de impuestos. También influyen otros costes fijos como las reservas, el almacenamiento o la comercialización de la gasolina y de otros productos derivados del petróleo.

Los precios desde finales de noviembre hasta la fecha acumulan ya subidas de más del 15%, algo que ha provocado las quejas de los consumidores que han pedido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una investigación para esclarecer el incremento del precio en los carburantes.

El bloqueo de Suez incrementó los precios

El precio del petróleo subió considerablemente durante las últimas jornadas después del encallamiento del Ever Given, el buque carguero más grande del mundo que bloqueó el Canal de Suez durante seis días.

Por dicho emplazamiento pasa buena parte del petróleo refinado del mundo y los barriles de West Texas International y de Brent (de referencia en Estados Unidos y Europa respectivamente) llegaron a encarecerse un 5% en una jornada. 

La importante vía marítima de transportes ya ha reanudado su tráfico pero hay más de 400 barcos en cola para cruzar entre el mar Mediterráneo y el mar Rojo y las empresas calculan que tardarán días en salir del cuello de botella.

A su vez, el precio del petróleo aguarda a la reunión de la OPEP, el cártel de los principales países productores de crudo. La alianza ebe decidir si mantiene los recortes actuales (unos 8 millones de barriles diarios o mbd) o si incrementa la producción en 500.000 barriles como ya hiciera en enero. 

Hasta hace quince días todo hacía indicar que la OPEP iba a abrir las espitas, pero en cuestión de días el escenario ha cambiado de forma importante.

Comentar ()