Economía | Transporte

El buque encallado Ever Given amenaza la recuperación económica

Una foto satélite del buque encallado Ever Given en el Canal de Suez.

Una foto satélite del buque encallado Ever Given en el Canal de Suez. EFE

El canal de Suez, una de las principales arterias del comercio mundial, lleva bloqueado desde el pasado martes por el carguero taiwanés Ever Given, de la compañía Evergreen Line. Hasta el momento se desconoce con exactitud cuándo podrá retirarse el buque para recuperar la normalidad en el enclave egipcio, por el que pasa el 12% del comercio global.

A última hora del viernes, cientos de naves se habían visto afectadas por el incidente y decenas se agolpaban a ambos lados del canal, donde el buque del tamaño de la Torre Eiffel quedó varado por las malas condiciones de visibilidad y viento.

Se trata de un bloqueo que ya está teniendo repercusión a nivel global: según las estimaciones de la firma Lloyd’s List, el incidente está costando a la economía mundial unos 400 millones de dólares cada hora. La misma publicación recoge que cada día pasan por el canal bienes por valor de 9.700 millones de dólares, de media, en los 93 buques que lo cruzan a diario.

Hoy por hoy, el incidente podría durar semanas, según ha asegurado el CEO de Boskalis, Peter Berdowski, una compañía holandesa que está ayudando a solucionar el bloqueo: «No podemos descartar que podría llevar semanas, dependiendo de la situación», ha afirmado en una televisión nacional.

Aunque no sea así, ya se trata de uno de los peores atascos de un barco visto en años. Además, el incidente se suma a la interrupción que ha provocado en el comercio mundial la pandemia del coronavirus, con un gran volumen de cancelaciones y falta de contenedores.

Imagen de un mapa que indica donde está EVER GIVEN, el buque encallado que colapsa el Canal de Suez
Marine Traffic
Imagen de un mapa que indica donde está EVER GIVEN, el buque encallado que colapsa el Canal de Suez
Marine Traffic

Es por eso que el accidente del carguero no ayuda en una situación de caída de la economía a nivel mundial, que se ha precipitado en 2020 por la crisis sanitaria, y podría comprometer la recuperación en un momento en que aún se confía en que el ritmo de vacunación sea el suficiente para conseguir un verano mejor que el del año pasado.

La clave está en si la situación dura días o semanas

En cambio, otras fuentes consultadas por este periódico son más cautas e inciden en que la repercusión del incidente será muy distinta si dura unos días, como ven más probable, o si se prolonga durante semanas. En ese sentido, el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, explica a El Independiente que es «difícil valorar la situación mientras no se conozca la magnitud del problema».

«No son buenas noticias», apunta, especialmente en un momento en que «nos interesa que la situación se recupere». «Se están produciendo subidas en los precios de las principales materias, porque se ha roto la cadena de valor», indica, remarcando que este hecho demuestra la fragilidad del mercado y que «hay una preocupación por los costes».

En el mismo sentido se manifiesta el director del programa de Energía y cambio climático del Real Instituto Elcano, Gonzalo Escribano, apuntando a este periódico que todo depende de cuánto se prolongue la situación. «No sabemos si serán días o semanas, pero ya está provocando perturbaciones importantes en los flujos comerciales, y de momento hay bastante incertidumbre», ha explicado.

Escribano también destaca que España tiene reservas estratégicas para 90 días, por lo que «no hay un problema» con el abastecimiento. Actualmente el 12% del comercio global pasa por el Canal de Suez, así como el 10% del transporte de crudo por mar y el 8% del comercio mundial de gas natural licuado.

Sin embargo, hay economistas que alertan de que un cierre prolongado del canal afectaría a varias cadenas de suministro. «Si los bienes tienen que transportarse a través de África por el bloqueo, eso llevará inevitablemente a la escasez de productos y a subidas de precios para los consumidores», advierte el economista del británico Chartered Institute of Procurement & Supply John Glen, en declaraciones al diario Financial Times.

También el Gobierno británico apunta que hay cierto riesgo de que algunos productos se retrasen.

La repercusión en los precios del petróleo

«Creemos que el incidente sobre todo crea ruido en el mercado, y debería permanecer sin ningún impacto fundamental a largo plazo. Normalmente, incidentes similares han durado días más que semanas», cree el máximo responsable de investigación económica del banco suizo Julius Baer, Norbert Rücker.

«Más allá de la inestabilidad actual del mercado, el entorno permanece alcista. Los estímulos y las vacunas deberían provocar un rebote de la demanda de petróleo, mientras que los exportadores de petróleo están conteniendo los suministros», recalca. Asimismo, el analista opina que la volatilidad en los precios parece que se está dejando llevar más por la corriente que por fundamentos firmes.

Más allá de ese ruido y volatilidad, su visión es que los precios del petróleo subirán más allá de los 70 dólares por barril a mediados de año. Por otro lado, Europa es la región más afectada por las importaciones que hace de Oriente Medio, pero contará con fuentes alternativas si las necesita.

Al fin de la edición de este artículo, en la tarde del viernes, los precios del petróleo subían alrededor de un 4%, mientras que el jueves cayeron un 4% pese a la situación del buque.

Comentar ()