La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha criticado este martes que el Gobierno de España no haya concretado las principales reformas incluidas en el Plan de Recuperación enviado a Bruselas, sobre todo las relativas a la reforma laboral, la de las pensiones y la fiscal, y por tanto, que tampoco haya incorporado su impacto en sus planes macroeconómicos.

«El Gobierno ha publicado el detalle y periodificación de las inversiones, pero están pendientes de concretar las reformas en áreas nucleares como el mercado de trabajo, las pensiones y la tributación, cruciales para valorar el impacto del Plan a medio plazo y para el análisis de sostenibilidad de las finanzas públicas», recoge el informe que la AIReF ha publicado esta mañana.

Aun así, la Autoridad estima que las inversiones y el gasto asociados al Plan de Recuperación podrían tener un impacto en el crecimiento del 1,5% en 2021, 2,5% en 2022 y 1,6% en 2023, pero están sujetas a una «elevada incertidumbre».

En ese sentido, la presidenta de la entidad, Cristina Herrero, ha apuntado que «la recomendación de la AIReF es que se concrete la estrategia fiscal«, que ha calificado de «incompleta», y también ha señalado que otros países europeos sí concretan las reformas que llevan en el Plan de Recuperación, y no solo las inversiones, como hace España: «a excepción de Portugal, todos incorporan las medidas anunciadas».

«Nosotros echamos en falta que haya por lo menos un objetivo fiscal que se plasme. No en términos de déficit, pero sí un objetivo de política fiscal», ha señalado Herrero. «Eso no significa que en el caso de España haya o no esa estrategia, lo que no está es plasmada en la actualización del Plan de Estabilidad».

Por su parte, el director de la División de Análisis Presupuestario, Ignacio Fernández-Huertas, ha remarcado que las reformas en muchos casos están pendientes de reformas legislativas y ha insistido en que la de las pensiones tendrá efectos contrapuestos, que la laboral podría tender impacto sobre el crecimiento económico y sobre el gasto.

También ha señalado que el Programa de Estabilidad del Gobierno «no incorpora información sobre los fondos React EU», cuando las inyecciones de estos fondos serán muy importantes en 2021 y en menor medida también en 2022.

Menos déficit que el previsto por el Gobierno

Por otro lado, las previsiones de la AIReF incluyen una reducción del déficit público en 2021 mayor que la que prevé el Gobierno, hasta el 7,8% frente al 8,4% del Ejecutivo; el 4,6% en 2022 frente al 5% del Gobierno y al 3,9% en 2023 frente al 4% del Programa de Estabilidad.

En cuanto a la deuda, la sitúa en el 112,4% del PIB, un «importante factor de vulnerabilidad» para la economía española, y en cuanto al gasto, la AIReF prevé que será del 48,5%, casi 5 décimas por debajo de la previsión del Ministerio de Hacienda, sobre todo por los efectos de la recuperación económica. Del lado de los ingresos, la Autoridad prevé que supondrán el 40,6% del PIB.

Por último, y sobre a las sentencias del Tribunal Supremo que obligan a Hacienda a devolver parte de la liquidación del IVA de 2017, la AIReF no cree que vayan a suponer un incremento del déficit, sino tan solo un «cambio» de déficit entre subsectores.