Economía | Pymes y Autónomos

Los accidentes laborales de autónomos vuelven al alza y suben un 10% frente a 2019

Un obrero con material de construcción

Un obrero con material de construcción. Marta Fernández / Europa Press

Los autónomos sufrieron en el primer trimestre de este 2021 más accidentes laborales que en el mismo periodo de antes de la pandemia, a pesar de que las estadísticas apuntaban a que la tendencia reciente era a la baja. En concreto, entre enero y marzo tuvieron lugar 10.761 siniestros en situaciones profesionales que provocaron la baja de trabajadores, un 8,6% más que en los mismos meses de 2019, cuando se produjeron 9.905, todo según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Frente al año pasado, la cifra es un 26% mayor (con un total de 8.682 accidentes), aunque hay que tener en cuenta que una parte de los autónomos españoles se vio obligada a paralizar su actividad por el confinamiento durante una parte de ese periodo (aproximadamente, la mitad del mes de marzo). Son datos que encuentran preocupantes desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE), según apuntan en declaraciones a este medio.

«Las cifras conocidas hoy son especialmente alarmantes para el trabajo autónomo», lamentan, incidiendo en que los accidentes laborales crecieron más de 7 puntos más que en el caso de los trabajadores asalariados. «Tenemos un problema de precariedad estructural en el autoempleo, que no sólo se plasma en la protección social, como prestaciones y pensiones, sino también, y aquí se ve de manera clara, en la prevención de riesgos laborales y la salud laboral», denuncian fuentes de la asociación.

En ese sentido, han remarcado que la seguridad no puede recaer «únicamente» en una apelación a la responsabilidad de los autónomos: «Necesitamos que se aumenten los recursos destinados a formación, concienciación y asistencia en esta materia, con un plan integral que actúe sobre la diversidad de actividad que desarrollamos», han pedido.

De los 10.761 accidentes que sufrieron los autónomos, 9.983, se produjeron en el puesto de trabajo (un 22,8% más que el año anterior), y 778 in itinere, es decir, sufrido por el trabajador al dirigirse o regresar del trabajo (un 40,9% más). Por tipo de accidente, 204 fueron graves, un 10% más que en el primer trimestre de 2019 (cuando se produjeron 185).

En cuanto a las muertes, en el primer trimestre de 2021 se han registrado 18, 5 más que las 13 del mismo periodo del año anterior. Se trató de 17 varones y una mujer. Los sectores en que se produjeron fueron la construcción, el transporte y almacenamiento, por ese orden, seguido del de la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, junto a la industria manufacturera.

La construcción lidera los accidentes

La construcción lidera los sectores con más accidentes de trabajo entre autónomos, con 2.965 sufridos durante la jornada laboral que además causaron baja, frente a los 2.236 del año anterior (700 más). Le sigue el comercio, con 1.545 frente a los 1.178 del año anterior; la agricultura, con 1.224 frente a 1.114; la industria manufacturera, con 1.060 frente a 937, y el transporte y almacenamiento, con 1.029 frente a 972.

El resto de áreas registraron menos de 1.000 siniestros, y, por orden, son la hostelería, las actividades administrativas los que registraron una mayor incidencia. Del lado contrario, los registros apuntan a que solo una persona empleada del hogar estuvo de baja por un accidente.

En cuanto a las comunidades autónomas en las que se anotaron los siniestros, Andalucía lidera la tabla con 1.702 accidentes; seguida de Cataluña, con 1.308; de la Comunidad Valenciana, con 1.131, y de Madrid, con 1.015.

Sumando los datos de autónomos y de trabajadores asalariados, es decir, trabajadores por cuenta ajena (con contratos temporales o indefinidos), en total se registraron 176.624 siniestros con baja hasta abril, de los que 165.863 los sufrieron asalariados. Los accidentes de estos trabajadores han subido un 16,3% frente al aumento del 26% de los de los autónomos.

Los últimos datos publicados también apuntan a que los autónomos han subido a su mayor nivel en 10 años, en una muestra de cómo la pandemia ha impulsado el autoempleo, aunque también podría estar relacionado con los falsos autónomos. En total, son ya más de 3.307.900, según cifras de mayo, frente a los 3.220.000 del mismo mes de 2020 y a los 3.277.000 de mayo de 2019.

Es este el contexto en el que los colectivos de autónomos están negociando con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones la reforma de su sistema de cotizaciones (se enmarca dentro de la reforma de la ley de pensiones), que llevará a que coticen según los ingresos reales que declaren, probablemente en 13 tramos, decisión que se tomará en la segunda mitad de este año. De la misma manera, los colectivos están negociando con el Ministerio de Trabajo y Economía Social la reforma laboral, que recientemente han tildado de inaceptable, ideológica, regresiva e intervencionista por ir «en contra de la adaptabilidad que necesitan las empresas para poder generar empleo en la actual coyuntura». 

Te puede interesar

Comentar ()