Economía | Empresas

Iberdrola reduce sus beneficios por el impacto de Sociedades en Reino Unido hasta los 1.531 millones de euros

La empresa mantiene objetivos de inversiones y ya ha realizado inversiones de 5000 millones

Imagen de la sede de Iberdrola. en Madrid

Europa Press

Iberdrola ha sido la primera gran compañía energética en lanzar sus resultados al mercado correspondientes al primer semestre del año. La empresa dirigida por Sánchez Galán ha obtenido un beneficio neto de 1.531 millones de euros, lo que supone un recorte de unos 450 millones de euros como consecuencia del incremento del impuesto de Sociedades en Reino Unido.

De no haberse elevado dicho gravamen, la compañía habría obtenido unos beneficios de 1.844 millones de euros, lo que se traduce en un 8% más que durante el mismo período del año anterior.

Entre enero y junio de 2021, la compañía alcanzó un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 5.444 millones de euros (+10,2%) (crece un 15%, excluyendo el impacto del COVID-19 y el tipo de cambio). El 85% del total procedió de redes y renovables y el 80% se generó en países con rating “A”. 

Iberdrola, además, continúa con su liderazgo en inversiones en energías renovables y ya ha realizado proyectos por valor d e 5.000 millones de euros durante el primer semestre de 2021. La energética también ha reportado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tiene en caja un total de 4.246 millones de euros y mantiene una liquidez de 17.600 millones de euros.

A su vez, la deuda neta se ha vuelto a reducir en 500 millones de euros y se queda por debajo de los 1.500 millones de euros. El dividendo por acción con cargo a 2020 crece un 5,5% hasta los 0,422 €/acción.

Ignacio Sánchez Galán asegura que estos resultados son “el fruto de un esfuerzo inversor sin precedentes. En un período de gran complejidad, hemos acelerado las inversiones en redes, renovables y almacenamiento, promoviendo la actividad económica y ayudando a crear empleo de calidad en todo el mundo”.

Inversiones

En los últimos 12 meses, Iberdrola ha puesto en marcha 2.960 nuevos MW verdes, de los que 1.950 MW corresponden a eólica terrestre, 930 MW a solar fotovoltaica y 80 MW, a almacenamiento con baterías. 

La compañía, que prevé finalizar el ejercicio con 4.000 MW adicionales en operación, avanza en la actualidad en la construcción de 8.500 MW. Por geografías, 1.700 MW (un 20%) se ejecutan en España, como la tercera geografía con mayor potencia renovable en construcción, por detrás de Iberdrola Energía Internacional (2.860 MW) y Estados Unidos (con 2.750 MW). Le siguen Brasil, con 1.050 MW verdes en construcción, y el Reino Unido, con 150 MW; 100 MW de estos en baterías. 

Iberdrola se ha comprometido a instalar y poner en operación en el período 2020-2025 un total de 27.600 MW, con el objetivo de alcanzar los 60.000 MW de potencia renovable. A junio de 2021, cerca de 22.000 MW se encuentran en construcción o con un alto grado de maduración, lo que constata que el 80% de la nueva capacidad prevista en ese período está asegurada

A junio, la cartera de proyectos del grupo crece y asciende ya a 81.500 MW; de los que 25.200 MW son eólica marina; 15.500 MW eólica terrestre; 36.600 MW fotovoltaica; 3.400 MW hidroeléctrica y 1.100 MW baterías. Las oportunidades en nuevas plataformas de crecimiento en Polonia, Suecia, Irlanda, Japón, Corea, Taiwan y Australia se unen las de países tradicionales en Europa -como España, Portugal, el Reino Unido, Alemania, Francia e Italia-, Estados Unidos y Brasil.

Te puede interesar

Comentar ()