Economía

Seguridad Social prevé que septiembre cierre con 50.000 afiliados más

Escrivá ha actualizado que quedan unos 250.000 trabajadores en ERTE, casi 20.000 menos que el último dato comunicado a principios de septiembre

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ofrece una rueda de prensa para presentar un avance de afiliación de junio. EFE/ Emilio Naranjo

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones prevé que el mes de septiembre termine con 50.000 trabajadores más afiliados, 80.000 más en términos desestacionalizados.

«Estamos ante un magnífico mes, es un dato extraordinariamente positivo», ha valorado el ministro del ramo, José Luis Escrivá, en la rueda de prensa de presentación de la estadística experimental sobre afiliación, que empezó a publicarse hace tan solo unos meses.

De cumplirse esta previsión, la cifra de ocupados se situaría en niveles que «holgadamente» superarían los que había antes de la pandemia, confirmando así el «fuerte dinamismo» de la creación de empleo.

En total, de mayo a septiembre, el Ministerio calcula que el empleo habrá crecido en más de 540.000 personas, de nuevo, en términos desestacionalizados.

En agosto, la Seguridad Social perdió una media de 118.004 cotizantes, lo que situó el número total de ocupados en España en 19.473.724 cotizantes.

Asimismo, Escrivá ha actualizado que quedan unos 250.000 trabajadores en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), casi 20.000 menos que el último dato comunicado a principios de septiembre, de los que los inactivos son unos 175.000 (están suspendidos de empleo por completo), y 80.000 están trabajando a tiempo parcial.

En Seguridad Social esperan que estas cifras no cambien demasiado a final de mes. Al respecto, el ministro ha recordado que ahora mismo la prioridad no es la activación de los ERTE sino la formación de esos trabajadores: «El énfasis tiene que estar en que se formen bien para que su reincorporación al mercado de trabajo se produzca en las mejores condiciones».

En cuanto al coste de los ERTE en lo que va de pandemia, Escrivá ha detallado que junto a la parte de los autónomos (cese de actividad) lo cifra en unos 20.000 millones de euros, a los que habría que añadir 19.000 millones de prestaciones por desempleo, por lo que se situaría en torno a los 40.000 millones.

Por otro lado, estarían en torno a 7.000 millones las exoneraciones, más otros 20.000 de prestaciones de autónomos, un gasto conjunto entre el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Sobre la negociación de la próxima prórroga de los ERTE, cuya primera reunión se ha celebrado hoy, el ministro ha apuntado a un cambio de las condiciones del mecanismo actual: «Vamos a escuchar a los agentes sociales y ver qué valoración hacen de los datos. Yo diría que en cada una de los periodos hemos tenido que evaluar la situación, hemos ido cambiando las prioridades», ha valorado.

«En este momento, con un número de trabajadores acotado y también muy acotado sectorialmente, el énfasis hay que ponerlo esta vez en la formación de estos trabajadores. Algunos tendrán que reajustarse dentro de la empresa o hacia otras empresas y sectores y la formación tiene que ser un elemento central en este nuevo esquema», ha precisado.

Te puede interesar

Comentar ()