Economía | Empresas

La patronal de El Corte Inglés y Carrefour exige "realismo" en la reforma de los contratos que prepara el Gobierno

"Tenemos que resolver desequilibrios estructurales, como es la temporalidad, pero con un enfoque realista", ha asegurado el presidente de Anged

El presidente de la Anged, Alfonso Merry del Val.

El presidente de la Anged, Alfonso Merry del Val. EFE/Víctor Lerena

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), ha pedido este martes mantener la reforma laboral aprobada en 2012 por el gobierno del PP de Mariano Rajoy y fomentar la flexibilidad en la Mesa del diálogo social.

El presidente de la patronal que agrupa a compañías como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Leroy Merlin o Ikea Alfonso Merry del Val, ha asegurado también que España avanza hacia un «infierno fiscal» que puede suponer un freno para la recuperación de la economía.

En este sentido, ha cargado contra el gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos y ha recordado que la mayor parte de los países de nuestro entorno están llevando a cabo políticas para reducir la carga impositiva sobre las empresas.

Mientras patronal, sindicatos y Gobierno negocian los cambios en el mercado de trabajo, el presidente de Anged ha dicho que España necesita huir de «dogmatismos» ante el riesgo de volver a un «modelo regresivo, rígido e intervencionista, propio de los ochenta, que tuvo letales consecuencias para el empleo en España y otros países».

Durante la Asamblea anual de Anged, a la que han asistido la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el presidente de CEOE, Antonio Garamendi, Merry del Val ha resaltado que el mercado laboral precisa de reformas «ambiciosas» que miren al futuro, «desde un amplio y constructivo acuerdo».

«Tenemos que resolver desequilibrios estructurales, como es la temporalidad, pero con un enfoque realista. En esta cuestión, es posible corregir posibles abusos, sin eliminar una figura contractual que resulta esencial para la eventualidad inherente en sectores como el comercio. Si hay voluntad, estamos convencidos de que se pueden encontrar fórmulas que profundicen en la flexibilidad y ofrezcan garantías de seguridad para los trabajadores», ha remarcado.

Asimismo, ha recordado que mientras la mayor parte de las naciones de nuestro entorno están reduciendo los impuestos para salir de la crisis, en España «la recaudación fiscal en relación con el PIB ha aumentado un 6,5% en el último año, según datos del Instituto de Estudios Económicos (IEE)». Además, ha dicho que las firmas españolas aportan siete puntos más que el promedio europeo en la recaudación fiscal.

«Debemos aspirar a un sistema fiscal moderno y competitivo, que sea homologable al de los países de nuestro entorno. Un modelo que genere incentivos para la inversión, el empleo y el consumo», ha subrayado.

Crece el comercio electrónico

Entre otros datos, Merry del Val ha recordado que el comercio electrónico ha crecido un 53% en el último año, llegando al 20% de la cuota de mercado en algunas categorías. Sin embargo, ha afeado que «España sigue siendo el segundo país de la Unión Europea con más restricciones operativas al ejercicio del comercio, mientras que los consumidores ya adquieren el 51% de sus compras ‘online’ en plataformas globales en otros países».

En este sentido, ha dicho que la «pesada losa de regulación» impide a las empresas afrontar la transición digital. «Basta con leer el preámbulo de nuestra Ley de Comercio para ver que casi nada de lo que expone encaja ya con la realidad de nuestro mercado actual», ha remarcado.

En presencia de la ministra de Industria, el presidente de Anged ha pedido también recuperar «la reputación de las instituciones, el valor del verdadero servicio público y el sentido de Estado». «Los países más competitivos y ricos comparten un modelo institucional estable, un marco jurídico seguro y un gran consenso político en torno a las grandes cuestiones de Estado», ha rematado.

La memoria anual de Anged cifra el descenso medio de la facturación de las empresas del sector en un 10,2 % el pasado año, hasta 36.806 millones de euros, y asegura que la pandemia ha echado por tierra seis años seguidos de recuperación del consumo.

Por su parte, la ministra Maroto ha asegurado que la distribución comercial española será «protagonista» de la recuperación de la economía tras el fuerte impacto que ha sufrido el comercio por la pandemia del coronavirus.

«Podemos decir que la recuperación económica está en marcha y la distribución comercial está contribuyendo a ella. Hay que consolidar, apostar y favorecer la competitividad del sector con palancas como la sostenibilidad y la digitalización», ha concluido.

Te puede interesar

Comentar ()