Economía Presupuestos generales del Estado

El gasto en pensiones superará en nueve veces al de desempleo en 2022

Montero y varias secretarias de Estado entregan los Presupuestos en el Congreso.

Montero y varias secretarias de Estado entregan los Presupuestos en el Congreso. LA MONCLOA

El gasto que llevará a cabo el Gobierno de España en pensiones en 2022 superará en nueve veces al que llevará a cabo en desempleo, según se desglosa del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que ha presentado este miércoles la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero.

Así, las pensiones supondrán un gasto de 171.000 millones de euros, frente a los 22.000 millones de gasto en desempleo que dichos presupuestos prevén. Concretamente, las pensiones abarcarán el 37% del gasto total del Estado español en 2022 mientras que la dotación de desempleo representa el 5%.

En conjunto, las pensiones, las prestaciones por desempleo, el gasto en funcionarios y el pago de los intereses de la deuda constituirán el 53% del gasto total, cifrado en casi 459.000 millones de euros, para 2022.

Esta divergencia entre el gasto en pensiones y el gasto en desempleo se produce tras aumentar un 4,8% la política de pensiones, después de que el Gobierno decidiera ligarlas al índice de precios al consumo (IPC).

Según el proyecto de ley que se aprobó este verano, las pensiones se revalorizarán año a año en base al dato medio de la inflación del conjunto del ejercicio hasta diciembre, por lo que no es posible determinar aún exactamente cuánto subirán en enero, pero se espera que esté por encima del 2%.

Además, los PGE para 2022 incorporan incrementos para las pensiones mínimas y no contributivas, que se alzarán un 3%, de acuerdo con el proyecto de Presupuestos. Desde 2008, el gasto total en pensiones se ha visto incrementado en un 75%, cuando ascendía a 98.011 millones de euros.

Por otro lado, las prestaciones por desempleo han disminuido un 10%, en 2.500 millones de euros, frente al presupuesto de 2021, sobre todo debido a la reactivación del mercado de trabajo después de la peor parte de la crisis sanitaria del Covid-19 y aunque se incluye la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) que se decidió en septiembre.

Gracias al positivo avance de la campaña de vacunación en España, actualmente hay menos trabajadores que nunca sometidos a un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), otra partida dentro del gasto en desempleo que baja considerablemente, como ha explicado la ministra Montero en una rueda de prensa.

Actualmente los ERTE están prorrogados hasta marzo de 2022 y al mismo tiempo se está pactando con sindicatos y empresarios, en el marco de las negociaciones para la reforma laboral, la creación de un mecanismo similar al de los ERTE con carácter permanente.

Con respecto al SMI, el Gobierno aún debe pactar con sindicatos y empresarios cuánto lo subirá en 2022, pero se ha comprometido a que representará el 60% del salario medio en España en 2023. Está previsto que estas reuniones se reanuden en diciembre para así hacer efectiva la nueva subida en enero.

Con respecto a otras partidas, el gasto en funcionarios asciende hasta los 19.229 millones de euros, el 4,2% del total. En esta cifra se incluye la subida del 2% del salario de los funcionarios planteada por el Gobierno para 2022 y que los sindicatos han considerado del todo insuficiente teniendo en cuenta el alza de los precios de este 2021, cuando sus sueldos se revalorizaron un 0,9%.

Por último, se destinan 4.436 millones de euros a la partida destinada al pago del Ingreso Mínimo Vital y a las prestaciones familiares; se incrementan en 48 millones las dotaciones para el Bono Social Térmico, hasta alcanzar los 157 millones de euros. Se trata de un aumento del 43,77% interanual y tendrá 1,27 millones de hogares beneficiarios.

Te puede interesar

Comentar ()