Economía

Unicaja Banco ganó 156 millones en los nueve primeros meses, un 41% más en términos recurrentes

Archivo - Fachada de una sede de Unicaja Banco. Europa Press

El Grupo Unicaja Banco registró un beneficio neto, en términos recurrentes y excluido el impacto contable del fondo de comercio negativo por la integración de Liberbank y otros ajustes de la fusión, de 156 millones de euros durante los nueve primeros meses de este año, un 41% superior al mismo periodo del año anterior.

El beneficio neto incluido el fondo de comercio negativo (‘badwill’) se situó en los 1.395 millones, según ha informado este miércoles la entidad.

Una vez culminada la fusión con Liberbank el pasado 30 de julio, Unicaja Banco, por una parte, ha reforzado su impulso comercial, y por otra, ha consolidado la evolución positiva de mejora de la calidad del balance, tanto en términos de reducción de los activos improductivos, con una disminución del 7% de los activos en mora y de los adjudicados, como de aumento de las coberturas, 72,1% de activos en mora y 66,5% del conjunto de activos improductivos, «de las más elevadas del sector».

Hasta septiembre, el margen de intereses recurrente alcanzó los 793 millones de euros, con una reducción del 3,6% en términos recurrentes, debido a la caída de tipos de interés, que anula el incremento de ingresos por el mayor volumen de créditos. El margen comercial se situó en 1,4 puntos porcentuales.

Por su parte, los ingresos netos por comisiones registraron un relevante incremento, hasta alcanzar los 355 millones, un 19,1% superior en términos interanuales (un 21,6% en términos recurrentes), debido, principalmente, al impulso en la actividad de ahorro, seguros y de fondos de inversión.

Este aumento permitió el crecimiento interanual del 2,4% del margen básico (margen de intereses más comisiones).

Por su parte, continuando con la estrategia de optimización de los costes, los gastos de administración se mantuvieron contenidos, hasta situarse en la cifra total de 640 millones, casi un 3% menos que hace un año, pendientes de incorporar el grueso de las sinergias de integración.

Asimismo, las amortizaciones aumentaron un 10%. De esta forma, el margen de explotación alcanzó los 490 millones, y el margen de la actividad de explotación fue de 210 millones, ligeramente inferior al del mismo período del año anterior.

Las necesidades de saneamiento se redujeron, siendo los saneamientos de crédito 214 millones, un 31% menos interanualmente. El coste del riesgo se situó en los 41 puntos básicos, siendo el coste recurrente de 29 puntos básicos.

En el conjunto de los tres primeros trimestres del ejercicio, la entidad aumentó el volumen de negocio, con un crecimiento interanual de los recursos de clientes del 9,7%, destacando el incremento en fondos de inversión, que crecieron un 27,2% interanual, y un aumento de la cartera viva de crédito productivo (no dudoso) del 3,4%, impulsado este crecimiento por la actividad hipotecaria, con un incremento del 56% de las nuevas formalizaciones y un aumento del saldo vivo del 4%, hasta superar los 31.000 millones de euros.

Unicaja Banco, tras la integración, mantiene además unos «elevados» niveles de solvencia (el capital de máxima calidad, CET 1 ‘fully loaded’, se situó en el 13,6%), con una cartera de riesgos diversificada y unos ingresos ‘core’ que evolucionan favorablemente (+2,4% interanual).

Sinergias de costes de más de 200 millones

Tras la inscripción en el Registro Mercantil de la escritura de fusión de Unicaja Banco por absorción de Liberbank el 30 de julio, con efectos contables a 31 de julio, se realizó el canje de acciones, se adaptó la composición del consejo de administración y se inició el proceso de integración operativa y comercial, con hitos en diferentes ámbitos, como la configuración del primer nivel directivo.

En el trimestre se ha iniciado el proceso de integración operativa y comercial y ha comenzado la captura de las sinergias de costes, ámbito en el que se ha iniciado la negociación de la reestructuración laboral y de la red de oficinas. En este sentido, está previsto que las sinergias de costes superen los 200 millones de euros, mejorando las previsiones iniciales.

Tras los ajustes totales netos de puesta en valor, la operación ha generado un fondo de comercio negativo (‘badwill’) de 1.301 millones de euros.

Así, en el tercer trimestre del ejercicio se ha producido la culminación de la fusión formal y legal de Liberbank en Unicaja Banco. Este hecho, según la entidad, se produjo sin ningún impacto en la operatoria y con el mantenimiento de las condiciones de los contratos que Liberbank tenía concertados con sus clientes, tanto de créditos y préstamos como de ahorro e inversión.

Las cuentas corrientes y las libretas de ahorro, de momento, no cambiarán de numeración, y no habrá ningún cambio en la domiciliación de recibos ni en las transferencias.

En cuanto a los medios de pago, los clientes procedentes de Liberbank han podido seguir operando con sus tarjetas emitidas, por el momento, sin cambios operativos. El conjunto de los 4,5 millones de clientes de Unicaja Banco dispone ahora de una mayor red de cajeros, con una red total de en torno a 2.700 cajeros propios.

Por otra parte, el consejo de administración, tras la integración legal, ha quedado formado por 15 miembros, de los que dos son consejeros ejecutivos, siete dominicales y seis independientes.

Te puede interesar

Comentar ()