Economía

Los despidos de la banca se materializarán en 2022

Los ERE de CaixaBank, BBVA, Unicaja y Sabadell suman más de 12.000 salidas que se completarán el próximo año

Una oficina de CaixaBank.

Una oficina de Caixabank, a 8 de julio de 2021, en Madrid (España). Cézaro De Luca / Europa Press

El escenario de bajos tipos de interés y el impulso de la digitalización ha llevado a los bancos a buscar la rentabilidad con una reducción de gastos a través de ajustes de plantilla. Además, las fusiones entre Bankia y CaixaBank y entre Unicaja y Liberbank han hecho que las entidades resultantes se hayan visto obligadas a eliminar duplicidades.

En este sentido, durante este año se han comunicado cuatro expedientes de regulación de empleo (ERE). Dos de ellos, los más recientes, de Sabadell y Unicaja, todavía están negociándose entre las entidades y los representantes de los trabajadores. Sin embargo, las cifras iniciales de despidos ya están sobre la mesa.

Si se suman las salidas acordadas en el ERE de CaixaBank, de BBVA, Unicaja y Sabadell, la cantidad de puestos de trabajo asciende a más de 12.000, a la espera de que los dos últimos lleguen a un acuerdo con los sindicatos. No obstante, aunque los acuerdos se hayan cerrado este año o se terminen por negociar en lo que queda de 2021, la mayoría de las salidas se materializará en 2022.

Estas bajas, ya sean despidos o prejubilaciones, se sumarán a los más de 2.000 empleos que perdió el sector de las Actividades financieras y de seguros en 2020. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas, a cierre del pasado año había 20.600 ocupados en esa rama de actividad, frente a los 22.800 de un año antes.

CaixaBank y BBVA

CaixaBank llegó a un acuerdo con los sindicatos en julio para la salida voluntaria de 6.452 empleados. Según explicó el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, en un desayuno organizado por Nueva Economía Fórum, las primeras salidas tendrán lugar el próximo mes. No obstante, la mayoría se producirán en 2022.

La entidad espera culminar a finales de este año el proceso de integración tecnológica. «Es importante converger, de tal forma que no solo tengamos la misma tecnología, sino también la misma forma de trabajar», detalló Gortázar.

BBVA también pactó con los sindicatos la salida de 2.935 trabajadores. Hasta finales de septiembre, se habían producido el 40% de las salidas, según publicó Economía Digital. Sin embargo, el acuerdo entre entidad y representantes de los trabajadores indica que el proceso se puede prolongar hasta el primer trimestre del próximo año. De esta forma, será a finales de marzo de 2022 cuando se habrá materializado la reducción de plantilla prevista.

Sabadell y Unicaja

Sabadell ha planteado a los sindicatos un recorte de plantilla de 1.860 personas. Los representantes de los trabajadores y la entidad siguen negociando las condiciones ya que los sindicatos insisten en la voluntariedad de las salidas. Esta semana, de hecho, han convocado dos jornadas de huelga.

Está previsto que el plazo para negociar termine el 15 de octubre, por lo que previsiblemente, tras el plazo de inscripción al ERE, las salidas tendrán lugar en 2022, cuando también terminen los expedientes anteriormente mencionados.

Unicaja, tras la absorción de Liberbank, ha sido la última entidad en plantear un ERE a su plantilla. Después de conformarse la mesa negociadora, el banco planteó este martes la salida de 1.513 empleados. Aunque todavía quedan semanas de negociaciones, la cifra que se termine por acordar se hará efectiva también el próximo año.

Te puede interesar

Comentar ()