Economía

40.000 envíos y 1.000 empleados: así funciona un gran centro logístico en pleno Black Friday

Centro logístico de DHL en el aeropuerto de Madrid-Barajas, que se prepara para las semanas más intensas del año con el Black Friday y las Navidades

Centro logístico de DHL en el aeropuerto de Madrid-Barajas, que se prepara para las semanas más intensas del año con el Black Friday y las Navidades Ignacio Encabo

El Black Friday y la Navidad están a la vuelta de la esquina. Y mientras el mundo vive una tormenta perfecta que arroja incertidumbre sobre cómo se comportará el consumo en la recta final del año, en la terminal de carga del aeropuerto de Madrid-Barajas trabajan a destajo para gestionar el boom de envíos durante esta campaña.

Allí se encuentra el centro logístico del gigante del transporte DHL con 11.000 metros cuadrados de superficie. Cada hora, miles de paquetes recorren sus cintas transportadoras antes de llegar a su destino final apenas 48 horas después de salir de su origen.

En este hub internacional del transporte de carga aérea reciben cada día una decena de aviones procedentes de ciudades como Leipzig y Colonia (Alemania), Bruselas (Bélgica), East Midlands (Reino Unido), Copenhague (Dinamarca) y hasta de Miami (Estados Unidos).

Las aeronaves llegan durante toda la noche y se descargan hasta primera hora de la mañana. La cinta principal es capaz de gestionar 10.500 paquetes por hora y la dedicada a los sobres puede alcanzar los 14.000 por hora. Una vez clasificados, cerca de un 40% van directos a los muelles, donde esperan más de un centenar de camiones y furgonetas. El 60% restante se reparte por todo el continente americano.

«Volamos a prácticamente todos los países de América en vuelos comerciales usando las bodegas de los aviones de pasajeros», explica Jesús Sánchez, director general DHL Express Hubs and Gateways. En total, entre operaciones y personal de aduanas, en las instalaciones inauguradas en 2019 trabajan cerca de 1.000 personas, la mayoría a tiempo parcial.

La previsión de la compañía alemana para esta temporada de navidad es incrementar sus operaciones entre un 7% y un 10% respecto al mismo periodo del pasado año. «En estas fechas estamos transportando mercancía fundamentalmente de electrónica, artículos deportivos y textil», abunda Sánchez.

Y para reforzar su operativa, la compañía ha dispuesto aeronaves de mayor capacidad en algunas rutas y ha activado turnos de entrega y recogida de paquetes en fin de semana. Dentro del hub de Barajas procesan cerca de 40.000 envíos diarios; un 60% mercancías de importación y otro 40%, que salen fuera de nuestras fronteras.

El transporte marítimo es el principal afectado por la coyuntura y la logística aérea se está convirtiendo en alternativa al barco. Ante los cuellos de botella que se forman en los puertos chinos, «muchas empresas han adelantado sus compras o están usando otros medios de transporte como el avión, que ofrece todas las garantías», añade Nuno Martins, director de Marketing y Comunicación de DHL Express.

En este sentido, dicen estar notando un incremento de las importaciones por avión desde Asia, sobre todo en el textil, la electrónica, los artículos deportivos, las piezas y los recambios. «Debido a sus escasos márgenes, muchos productos no pueden soportar el coste del transporte aéreo, pero sí estamos viendo clientes que antes no lo hacían y ahora deben hacerlo para garantizar que llegan los pedidos a tiempo», abunda.

Sobre una eventual rotura de stocks durante la campaña navideña, desde el gigante logístico alemán creen que en lo que a ellos respecta, no habrá «ningún tipo de problema de retrasos ni de falta de suministros». «La mercancía está saliendo y llegando bien, aunque la semana que viene veremos un volumen más elevado de envíos», añade Martins. En cualquier caso, sí reconocen que los problemas pueden venir de que el ritmo de producción tras la pandemia no es suficiente para alimentar la demanda.

Ante el crecimiento que están registrado al calor del comercio electrónico, la filial de paquetería presente en España desde 1979 anunció en el mes de julio la puesta en marcha de un plan dotado con 130 millones de euros para aumentar sus capacidades en el mercado español.

Actualmente cuenta con 55 instalaciones repartidas por toda la geografía, aunque sus tres grandes centros operativos se encuentran en Madrid, Barcelona y Vitoria, que además son también puntos de conexión con la red internacional. La compañía da empleo a cerca de 2.000 personas y con una facturación de 360 millones de euros a cierre de 2020. 

Según datos de la firma, DHL Express registró durante el primer semestre de este año un crecimiento del 20% en el segmento ‘B2B’ (intercambio entre empresas) y del 30% en ‘B2C’ (de empresa a consumidor). Además, supera ya a las cifras prepandemia en un 5% y 50%, respectivamente. La empresa de paquetería fundada en San Francisco (Estados Unidos) tiene ahora su sede en Alemania, tras su fusión con Deutsche Post.

Cerca de 1.000 vehículos hacen diariamente las entregas y recogidas. También cuenta con una red de 1.150 puntos de conveniencia para recogidas de pedidos e-commerce o para la contratación de servicios de DHL Express. Recientemente, han inaugurado una nueva instalación en Zaragoza y en los próximos meses abrirán una nueva en Galdácano (Vizcaya) y en Vigo

Aunque aún lejos de los competidores europeos, el negocio de la carga aérea en España comienza a volver a las cifras anteriores a la crisis sanitaria. Eso sí, con grandes diferencias entre los aeropuertos.

Según los últimos datos del gestor aeroportuario Aena, Barajas ya sólo está un 1,6% por debajo del nivel precovid, mientras que Barcelona-El Prat aún cae un 25,2%. Por su parte, Vitoria sólo se deja un 1,2% y Zaragoza un 0,5%. En el acumulado del año, esos dos últimos crecen un 11,4% y un 8,5%, mientras que Madrid cae un 8,3 y Barcelona un 24,8%. En la media de todos los aeropuertos, aún se está un 7,7% por debajo de las cifras de 2019.

Te puede interesar

Comentar ()