Economía | Empresas

Black Friday: semana en alerta roja ante el riesgo de que se agoten productos

Un comercio anuncia descuentos del 80% por el Black Friday,.

Un comercio anuncia descuentos del 80% por el Black Friday,. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

El atasco que sufre el comercio mundial, con la crisis de suministros y la falta de determinados materiales como los microchips o los contenedores, sigue rodeando de incertidumbre al Black Friday que se celebra este 26 de noviembre. «Este es año es un poco especial, pero de momento no estamos notando crisis de suministros. Cuando sí vamos a empezar a sentirlo es a lo largo de esta semana, cuando empiecen los descuentos más agresivos», advierte Kike Aganzo, responsable de comunicación de Idealo, uno de los comparadores de precios online más importantes de Europa. «Hasta ahora hay ‘stock’, pero a partir de esta semana se espera que puedan empezar a agotarse», añade.

Y aunque todas las grandes compañías llevan semanas asegurando de que serán casos puntuales, el temor a quedarse sin el producto deseado parece haber cundido entre los consumidores. Según un estudio realizado por la compañía, el 46% de los españoles comprará sus regalos de Navidad durante el Black Friday bajo el miedo de que se produzca desabastecimiento en los comercios.

La mayoría de grandes cadenas no ciñen sus descuentos al 26 de noviembre, sino que reparten la campaña del Black Friday a lo largo de todo el mes de noviembre, extendiéndolo hasta mas allá del Cyber Monday. Sin embargo, a medida que se acerca la fecha señalada, las rebajas y oportunidades van siendo más fuertes.

¿Puede el Black Friday acabar con los productos para Navidad?

La duda está en cómo afectará al Black Friday la falta de microchips y semiconductores, la congestión del tráfico marítimo, así como la escasez de materias primas y demás suministros, ya no sólo para el Black Friday sino también para Navidad. La principal preocupación es que los ‘stocks’ se agoten y que no sea posible reponer a tiempo por los retrasos en los envíos. «Será una campaña atípica donde podremos enfrentarnos a la escasez de algunos productos, a limitaciones de ‘stock’, y a precios más elevados que el año pasado», afirma Casilda Rivilla, profesora de la escuela OBS Business School.

Un estudio de la plataforma de préstamos Younited refleja que el 66,4% de los españoles creen que la crisis global puede afectar a la campaña de Black Friday y un 57% teme que la principal consecuencia de esta situación sea un elevado encarecimiento de los productos, debido también al traslado del aumento de costes por la subida en el precio de la energía, los carburantes y las materias primas.

Para sortear la coyuntura, las grandes compañías dicen haber puesto en marcha todas las medidas posibles para anticiparse a este escenario. «Trabajamos con los proveedores con muchísimos meses de antelación, no vamos a tener problemas de abastecimiento, seguro. Puede que nos quedemos sin alguna referencia, pero estamos muy preparados para que no haya problemas de desabastecimiento«, afirmaba hace unos días el el director del área Digital y de ‘ecommerce’ de El Corte Inglés, Ricardo Goizueta.

En lado de la logística confirman esa previsión extra con la que han trabajado este año muchos de sus clientes. «Creemos necesario compartir un mensaje tranquilizador. Afrontamos esta campaña con buenas perspectivas y estamos preparados para que este pico de actividad transcurra con total normalidad y los productos lleguen a tiempo», dice Massimo Marsili, director general de XPO Logistics en la región sur de Europa (España, Portugal e Italia) y Marruecos.

Sin embargo, los constantes comentarios acerca de la crisis del comercio mundial ha tenido ya un efecto entre los consumidores. «Estamos notando que el cliente está adelantando las compras y eso lo estamos viendo en los últimos días, donde están creciendo las ventas», añadía el directivo de El Corte Inglés.

Y al margen de eso, las compañías cuentan con mejorar respecto al año anterior. «Por la evolución del mercado y los signos de recuperación que identificamos en nuestro negocio, cuyo volumen es ya superior al registrado antes de la pandemia, creemos que esta campaña va a suponer un incremento con respecto al volumen de todo el año y seguramente también respecto a la campaña del 2020», añaden desde XPO. Según la patronal logística UNO, durante esta campaña se realizarán un 7% más de envíos que en 2020, una campaña que ya fue de récord para el sector.

Los principales problemas pueden darse en los productos tecnológicos, con mayor exposición a la crisis de los microchips. En cualquier caso, el año pasado ya hubo un auge notable en la compra de productos de este tipo, como consecuencia del mayor tiempo que se pasaba en el hogar a causa de las restricciones de movilidad por el coronavirus.

Te puede interesar

Comentar ()